elnuevodiario.com.ni
  •   Río de Janeiro, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los habitantes de una pequeña favela situada en las proximidades del estadio Maracaná de Río de Janeiro protestaron hoy por tercer día consecutivo por inminentes desalojos en esa zona, donde se construirán un parque y un complejo comercial, informaron fuentes oficiales.

Un grupo de la Policía Militar (PM) se desplazó ayer por la noche hasta la favela Metro, situada en la zona norte de Río de Janeiro, tras el intento por parte de algunos de vecinos de interrumpir la avenida Radial Oeste, uno de los principales accesos a la zona norte de la ciudad.

"Hubo un principio de tumulto en la Radial Oeste sobre las 21 horas (23.00 GMT), pero los policías del batallón de choque actuaron e impidieron el cierre de la vía", informó la PM a través de un comunicado.

En la mañana de hoy, la circulación de trenes de la línea 2 del Metro fue interrumpida durante 15 minutos después de que algunos manifestantes lanzaran a las vías diversos objetos, como sillas o adoquines, informó la asesoría de prensa de la empresa Metro Río.

Los habitantes de la favela protestan contra el inminente derrumbe de decenas de casas para la construcción de un parque, un complejo comercial y un centro comunitario multimedia, conocido como Nave del Conocimiento.

Los trabajos de demolición comenzaron en 2010, cuando, según la Alcaldía, unas 600 familias fueron indemnizadas y realojadas en complejos residenciales de las zonas norte y oeste de la ciudad.

Sin embargo, según las mismas fuentes, otras personas ocuparon las casas que ya habían sido desocupadas y son quienes ahora promueven las manifestaciones contra el desalojo.

De acuerdo con la policía, no ha habido detenidos y la situación "está controlada" y es "pacífica", aunque los agentes de la PM permanecerán en la zona para prevenir nuevos incidentes.