elnuevodiario.com.ni
  •   Ciudad de Guatemala, Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Las fuerzas de seguridad de Guatemala realizaron hoy diversos operativos en zonas del sur de la capital, en búsqueda de Karlos de León, quien es señalado de ser el supuesto autor intelectual del ataque en contra de la vicepresidenta de este país, Roxana Baldetti, ocurrido el pasado martes.

El ministro guatemalteco del Interior, Mauricio López Bonilla, dijo a los periodistas que agentes de la Policía Nacional Civil, PNC, junto a Fiscales del Ministerio Público, realizaron al menos cuatro allanamientos en residencias del sur de la capital.

Sin embargo, indicó el funcionario, De León, quien ha sido responsabilizado por la mujer que agredió a Baldetti al lanzarle cal a su rostro el pasado martes, no fue encontrado en los lugares allanados por las autoridades.

La agresora, Daira Cristal Cotón Florián, confesó tras su detención que había sido contratada por De León, a quien identificó como miembro del opositor partido Libertad Democrática Renovada (Lider), de ser la persona quien la contrató para lanzar cal a Baldetti.

Cotón, junto a su supuesta cómplice Geraldine del Cid, y dos hombre más identificados como Aníbal Rodríguez y José Miguel Hernández, supuestos estudiantes universitarios que la habrían apoyado en el atentado, guardan prisión bajo cargos de atentado contra funcionarios públicos, desorden público y encubrimiento propio.

El Juzgado Quinto de Instancia Penal, que conoce del caso, declaró el mismo "bajo reserva" durante los próximos diez días, con el objetivo de que "no se filtre" ningún tipo de información que pueda entorpecer las investigaciones.

Baldetti, quien guarda reposo en su residencia para recuperarse de los daños a sus ojos causados por la cal, dijo el jueves a los periodistas que no existe rencor en su corazón y que perdona a las mujeres que la agredieron, pero señaló que "la justicia tendrá que hacerse valer".

El ataque contra la vicepresidenta ha desatado acusaciones y señalamientos entre el Gobierno y Líder, las principales fuerzas políticas de este país, que se acusan mutuamente de la agresión.