elnuevodiario.com.ni
  •   Abu Dabi  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA, por sus siglas en inglés) abrió el sábado su cuarta asamblea general con la participación de sus 124 países, entre ellos Israel, que no mantiene relaciones diplomáticas con los Emiratos Árabes Unidos, el país anfitrión.

La delegación israelí está encabezada por el ministro de Energía, Silvan Shalom, el responsable de mayor rango en representar a su país en IRENA.

La agencia, con sede en Abu Dabi, se centra en las energías renovables para luchar contra el calentamiento climático.

En su asamblea general de dos días, IRENA debatirá una hoja de ruta que prevé duplicar hasta 36% la parte de las energías renovables en el mundo para 2030.

"Shalom representa a Israel, que participa en la reunión como los demás miembros de esta agencia internacional", declaró a la AFP un miembro de la delegación israelí que pidió el anonimato.

Se negó, sin embargo, a hacer comentarios sobre posibles contactos entre el ministro de Energía israelí y responsables de las monarquías petroleras del Golfo al margen de la reunión.

La mayoría de estas monarquías, incluidos los Emiratos Árabes Unidos, afirman que normalizarán las relaciones con Israel una vez que se haya resuelto el conflicto israelo-palestino, aplicando el plan de paz árabe adoptado en 2002 y rechazado por el Estado hebreo.

Israel lleva varios años esforzándose en acercarse discretamente a estas monarquías árabes que, al igual que él, están preocupadas por el aumento del poder de Irán a nivel regional.

En mayo pasado, el diario Haaretz, que cita un documento económico del ministerio de Finanzas, anunció la apertura de una misión diplomática israelí en un país del Golfo, sin precisar cuál.

Los Emiraros Árabes Unidos acogió por primera vez una delegación israelí en mayo de 2003 con motivo de una reunión del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El sultanato de Omán y Catar habían abierto oficinas comerciales israelíes, que cerraron respectivamente en 2000 y 2009 para protestar contra la política del Estado hebreo contra los palestinos.