•   Panamá  |
  •  |
  •  |
  • ACAN EFE

El Grupo Unidos por el Canal (GUPC), a cargo de la ampliación del Canal de Panamá, negó este domingo que tenga contemplado suspender las obras este lunes, cuando vence el preaviso que envió a la Autoridad de la vía en diciembre pasado en el que planteaba esa posibilidad por falta de liquidez.

“GUPC no tiene por qué realizar mañana (hoy lunes) ningún cambio en el estatus de la obra, ya que el preaviso enviado el día 30 (de diciembre) da derecho al consorcio a suspender las obras en cualquier momento a partir del día 21, sin que en este momento ese escenario esté contemplado”, dijo el consorcio en un comunicado de un párrafo enviado a Acan-Efe.

En la breve declaración, el consorcio liderado por las empresas española Sacyr y la italiana Salini Impregilo, añadió que aunque no tiene previsto detener las obras este lunes su “Consejo de Administración podrá evaluar la situación y tomar la decisión que corresponda en cualquier momento”.

Autoridad del Canal

El administrador de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), Jorge Quijano, dijo en declaraciones a los periodistas que las negociaciones con el GUPC en busca de un esquema que permita culminar el proyecto según lo estipulado en el contrato “se mantenían abiertas”.

Afirmó que el consorcio redujo el ritmo de trabajo en la construcción del tercer juego de las esclusas del Canal al menos en un 70 %, en comparación con noviembre pasado, lo que calificó como una violación del contrato.

El GUPC se adjudicó en el 2009 el proyecto de las esclusas por su oferta de 3,118 millones de dólares, incluso por debajo del precio máximo establecido por la ACP de 3,481 millones de dólares.

En la carta de preaviso, divulgada por el consorcio el 1 de enero pasado, el GUPC invocó la cláusula de las condiciones del contrato según la cual la ACP tenía “21 días para cumplir con los requerimientos solicitados” por el consorcio “aunque mientras los trabajos continuarán con normalidad”.

 

Los desembolsos

La ACP ha desembolsado 2,831 millones de dólares, incluidos 784 millones en anticipos reembolsables, además de al menos 160 millones en costos adicionales.