•   Madrid  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El consorcio internacional Grupo Unidos Por el Canal (GUPC), liderado por la empresa española Sacyr, propuso este lunes a las autoridades panameñas, cofinanciar los “costes imprevistos” de la ampliación del Canal de Panamá para que las obras no se paralicen.

“La propuesta de GUPC consiste en el cofinanciamiento de los costes imprevistos para continuar las obras, que ocupan directamente a casi 10,000 personas, y alcanzar el cumplimiento del proyecto en 2015, generando ingresos de muchos billones de dólares anualmente para Panamá”, afirmó el consorcio en un comunicado.

GUPC denuncia anomalías en los estudios de terreno presentados por la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) antes de la adjudicación de la obra, que, asegura, provocaron sobrecostes imprevistos, por los que presentó varias reclamaciones que suman 1,600 millones de dólares.

El 30 de diciembre, GUPC amenazó con detener la obra si en el plazo de 21 días la ACP no respondía a este reclamo adicional al contrato.

Obras continúan

Sin embargo este lunes, fecha en que se cumplía el ultimátum, las obras continuaban, aunque a baja intensidad, mientras proseguían las negociaciones. Las reclamaciones del consorcio ya se encuentran ante organismos de resolución de conflictos o de arbitraje y GUPC negocia ahora con la ACP cómo solucionar sus problemas de liquidez para poder continuar la obra hasta que estos se pronuncien.

“En caso de que no se llegue a ningún acuerdo sobre la financiación, las obras no terminarán en los plazos previstos y supondrá un grave retraso, con perjuicio para todas las partes”, subrayó el comunicado.

“GUPC, que está unido y siempre ha tomado decisiones unitarias, no está pidiendo beneficios extra, solamente el cofinanciamiento mientras espera la decisión sobre los mismos del arbitraje internacional”, agregó.

 

Finalizarán obras

Una semana antes del fin del ultimátum, el presidente de Sacyr, Manuel Manrique, había asegurado que el consorcio “solo contempla el escenario del acuerdo” y “las obras se van a acabar”.