•   San José  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Los candidatos opositores en Costa Rica criticaron ayer con fuerza al oficialista Partido Liberación Nacional (PLN) por actos de corrupción y su “mal gobierno”, mientras el aspirante de esa agrupación prometió cambios y un regreso a las “raíces socialdemócratas”.

El PLN ha gobernado los últimos dos períodos bajo el mando de Óscar Arias (2006-2010) y de Laura Chinchilla (2010-2014), por lo que los candidatos opositores han lanzado dardos en contra del partido ante la posibilidad de que llegue a un tercer mandato consecutivo.

Eso se vio reflejado ayer en un debate organizado por Radio Monumental de Costa Rica, en el que el PLN fue acusado de corrupción, de gobernar mal y de no solucionar los problemas de la desigualdad y la pobreza (que ronda el 21%) en los últimos ocho años.

“Lo que perciben como ingobernabilidad es en realidad mal gobierno. El país está donde está, no por arte de magia, sino por malas políticas públicas”, expresó el aspirante del centro izquierdista Partido Acción Ciudadana, Luis Guillermo Solís.

El candidato y economista afirmó que al mando del PLN se ha establecido “un sistema que ha concentrado la riqueza, con alta corrupción y en el que el bien común se ha perdido en este inmenso desorden en la gestión pública”.

Por su parte, el aspirante del izquierdista Frente Amplio, José María Villalta, aseguró que “el problema no es la gobernabilidad sino la ‘robabilidad’, la corrupción y la concentración de poder”, que a su juicio ha propiciado el PLN.

Pobreza igual

Agregó que su propuesta de gobierno busca defender la institucionalidad y acabar con la corrupción y la falta de transparencia, que para él son los principales factores que ahuyentan la inversión extranjera.

Otto Guevara, del Movimiento Libertario, acusó a Araya de mentir e hizo un llamado para que los costarricenses no voten por el “continuismo” del PLN ni por el “comunismo” de Villalta.

“Hemos hablado que después de ocho años en el poder la pobreza se mantiene igual. Hay muchos problemas que no han logrado resolver. Debemos darnos el chance de cambiar por otra opción política”, manifestó Guevara.

Las críticas al PLN surgieron luego de que en el debate Araya se quejara de la “ingobernabilidad” en el país y de que pidiera al electorado no votar por los “extremismos” de Villalta y Guevara que para él suponen “amenazas” para la economía y los programas sociales del país.

 

Reconocer errores

El aspirante oficialista, Johnny Araya, reconoció que su partido ha cometido errores en el Gobierno, pero que en un eventual mandato suyo se verá un cambio y se rectificará “con responsabilidad”.

“Costa Rica quiere un gobierno con más transparencia. Estoy liderando una renovación en el partido, recuperando las raíces socialdemócratas y somos la mejor opción”, aseguró Araya.