•   Kiev  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los violentos enfrentamientos entre manifestantes proeuropeos y fuerzas del orden causaron ayer miércoles cinco muertos en Kiev, después de que la policía antidisturbios lanzara dos asaltos contra los opositores concentrados en el centro de la capital.

La Unión europea reaccionó rápidamente ante estos eventos, advirtiendo sobre “posibles consecuencias” en sus relaciones con Ucrania, mientras que Washington anunció las primeras sanciones.

Cinco manifestantes opositores murieron y unos 300 más resultaron heridos el miércoles en enfrentamientos en Kiev con las fuerzas de seguridad, declaró una fuente de la oposición.

“Por ahora hemos contabilizado cinco muertos. Alrededor de 300 personas resultaron heridas”, declaró Oleg Musiy, el coordinador del centro médico improvisado de los opositores ucranianos a la radio favorable a la oposición Hromadske.

Según el portal internet Ukrainska Pravda, cuatro de los cinco muertos tenían heridas de balas.

Ambulancias trasladaban con urgencia a heridos para que recibieran atención médica, por lo que se temía un aumento del número de muertos.

Francotiradores en acción

Según una fuente del servicio médico improvisado de la oposición, uno de los manifestantes fue “probablemente asesinado por un francotirador”.

“Cuatro heridas por disparos en la cabeza y en el cuello en uno de los muertos no es legítima defensa sino disparos deliberados contra ciudadanos pacíficos”, declararon líderes de la oposición en un comunicado.

Klitschko lanza advertencia

El presidente Viktor Yanukovich recibió durante tres horas a los líderes de la oposición, entre ellos el exboxeador Vitali Klitschko. No se hizo anuncio alguno al terminar esta reunión.

Poco después Klitschko se sumó a las decenas de miles de manifestantes reunidos en la plaza de la independencia en Kiev, y advirtió que la oposición pasará a la ofensiva este jueves si el gobierno no hace concesiones.

“Si Yanukovich no hace concesiones mañana (este jueves) pasaremos a la ofensiva”, declaró ayer Klitschko ante decenas de miles de manifestantes reunidos en la plaza de la Independencia de Kiev.

Yanukovich puede poner fin a la crisis sin violencia convocando a elecciones anticipadas, agregó el dirigente opositor.

Desde las primeras horas de la mañana, las fuerzas del orden - equipadas con cascos y escudos - lanzaron varios asaltos contra los manifestantes congregados en la calle Grushevski, en donde se encuentra la sede del Gobierno y el Parlamento.

Los manifestantes lanzaban cócteles molotov y piedras contra las fuerzas del orden, quienes respondían lanzando balas de goma y granadas de aturdimiento.

 

Blindados en el centro de la capital

Por primera vez desde que empezaron las manifestaciones contra el Gobierno hace dos meses, las fuerzas del orden emplearon tanques para avanzar entre las barricadas alzadas por los manifestantes congregados en la calle Grushevski, foco de la contestación.

Cientos de agentes avanzaban detrás de los tanques, en medio de una espesa humareda que emanaba de neumáticos quemados, obligando a los manifestantes a retirarse hacia la plaza central de Kiev, ocupada desde hace dos meses.