• Ciudad del Vaticano |
  • |
  • |
  • EFE

El papa Francisco arremetió hoy contra "la dramática plaga social" de la usura, que atenaza a tantas familias, durante la audiencia general en la Plaza de San Pedro.

"Cuando una familia no tiene ni para comer porque tiene que pagar el préstamo a los usureros. Esto no es cristiano. Es inhumano", dijo el papa al saludar a una asociación que combate la usura presente hoy en la audiencia.

Francisco pidió a las instituciones que trabajen para apoyar a las víctimas de esta "dramática plaga social que hiere la dignidad de las personas".

En otro de los saludos del pontífice argentino a los trabajadores de la fábrica Shellbox de Castelfiorentino (centro de Italia), que atraviesa problemas económicos, afirmó que "el trabajo es manantial de la dignidad" e instó a que sea "la preocupación central de todos".

El papa dedicó la catequesis de hoy a la confirmación, de la que dijo que los padres se preocupan del bautismo de sus hijos, pero se olvidan de este sacramento.

En su mensaje en español, Francisco invitó a todos a recordar "que hemos recibido la confirmación, a dar gracias a Dios por él y a pedirle que nos ayude a vivir como verdaderos cristianos y a caminar siempre con alegría".