•   LIMA  |
  •  |
  •  |
  • AP

Un estratégico puente del sur peruano continuaba bloqueado por pobladores el miércoles, un día después que un enfrentamiento entre policías y manifestantes dejara más de 70 heridos, mientras las protestas regionales amenazaban con propagarse en el país.

En un hecho ajeno a las protestas regionales, pobladores de una localidad selvática incendiaron archivos y mobiliario de una comisaría enojados porque la policía usó gases lacrimógenos en el desalojo de un inmueble, que afectó a niños en una escuela aledaña.

Mientras, continuaba cortado el tránsito de vehículos en el puente Montalvo, en el departamento de Moquegua, a 870 kilómetros al sudeste de Lima, que fue escenario el martes de un violento enfrentamiento entre policías y pobladores, que habían bloqueado ese paso en el inicio de un paro en reclamo al gobierno de una mejor distribución del canon minero para su región.

La batalla campal que se produjo dejó un saldo de 71 heridos, entre ellos 16 policías, informó el miércoles el ministerio de Salud.

Hubo cuatro heridos civiles por armas de fuego, según el reporte.

Además tres policías fueron retenidos por varias horas por los pobladores, pero por la noche fueron liberados, señaló la policía de Moquegua.

El presidente del Consejo de Ministros, Yehude Simon, conminó el miércoles a los dirigentes de la protesta en Moquegua a despejar el puente Montalvo, además que sostuvo que la medida no tenía razón de ser pues el Congreso se apresta a votar el jueves un proyecto de ley para redistribuir el canon de manera que Moquegua acceda a un mayor porcentaje de éste.

"Si es que Moquegua o la gente que está dirigiendo las turbas de Moquegua no dejan completamente libre el pase del puente, simplemente no se va a votar por la ley...", advirtió Simon durante un reunión del consejo de ministros.

La población de Moquegua reclama una modificación de la fórmula legal de distribución del canon, pues considera que el vecino departamento de Tacna recibió injustamente en el 2007 más ingresos por canon que Moquegua, pese a que la producción de cobre de esta región fue mayor.

El congreso tenía en agenda el jueves debatir y votar un proyecto de ley para corregir la situación. Sin embargo, ello ha sido objetado por la población de Tacna, que se opone a recibir menos porcentaje de canon.

Tacna inició el miércoles un paro de 48 horas, convocado por el Frente de Defensa de los intereses de esa región, en protesta por la posible modificación de la ley del canon minero.

La convulsión también se sentía en el norte del país, en la localidad de Cajabamba, departamento de Cajamarca, a 500 kilómetros al norte de Lima, donde 12 funcionarios del gobierno regional seguían retenidos en una iglesia desde la víspera por unos 2.000 pobladores, según la policía.

La población de Cajabamba, apoyados por su alcalde y el sindicato de maestros, cumple una huelga desde el domingo en reclamo de obras de electrificación, carreteras y otras demandas locales.

Asimismo, en Sicuani, en el departamento del Cusco, a 680 kilómetros al sudeste de Lima, los pobladores mantienen bloqueadas todas las vías de entrada a su pueblo debido a su rechazo a la construcción de una hidroeléctrica.

En Nueva Cajamarca, en el departamento de San Martín, a 680 kilómetros al norte de Lima, una turba irrumpió en la comisaría del lugar, sustrajo armas, quemó los archivos y mobiliario. Los pobladores estaban molestos por el uso de gases lacrimógenos en un desalojo y que afectó a pequeños alumnos de una escuela.

Un agente, que dijo encontrarse cercado dentro de la comisaría con algunos compañeros heridos, contó a la emisora Radioprogramas que unas 1.000 personas rodearon el edificio y que los agentes debieron efectuar disparos al aire.