•  |
  •  |
  • END

WASHINGTON / AP

El candidato presidencial demócrata Barack Obama, quien aspira a una victoria abrumadora, tiene la ventaja en cuatro estados donde el presidente George W. Bush ganó en 2004 y va empatado con su rival John McCain en otros dos estados netamente republicanos, revelaron el miércoles sondeos de AP-GfK.

Los resultados ayudan a explicar por qué el candidato demócrata destina tanto dinero y personal en un conjunto de estados tradicionalmente republicanos, con la esperanza de obtener no solamente una victoria, sino una barrida que modifique el mapa político del país.

McCain se está viendo en apuros para defender estados en los que no habría hecho campaña electoral si la liza no estuviera tan igualada.

Cuando falta menos de una semana para las elecciones, los sondeos de AP-GfK indican que Obama gana entre los electores que ya han votado de forma adelantada y en casi todos los temas en ocho estados de gran importancia: Colorado, Florida, Nevada, Nueva Hampshire, Carolina del Norte, Ohio, Pensilvania y Virginia.

“Si se cree en milagros... hay que seguir creyendo en McCain”, dijo el asesor republicano Joe Gaylord, de Arlington, en Virginia.

Pese a los pronósticos republicanos de que perderá su candidato, los ayudantes de McCain insisten que los sondeos internos sugieren que su victoria es posible aún.

Campaña volátil
Los sondeos son meras instantáneas de unas campañas muy fluidas y ésta ha sido particularmente volátil. McCain fue descartado prematuramente el año pasado y Obama parecía que iba a triunfar en Nueva Hampshire antes de ser desbancado por en las primarias demócratas por Hillary Rodham Clinton.

Incluso las tensiones raciales y el número de electores indecisos identificados por el sondeo de AP-GfK dan lugar a dudas. Empero, las encuestas confirman lo que los ayudantes de McCain reconocen en privado: las posibilidades de una victoria son muy reducidas.

El sondeo indica que Obama lleva la ventaja en Ohio (7 puntos porcentuales), Nevada (12 puntos), Colorado (9) y Virginia (7) y en todos los estados “rojos” en los que ganó Bush, que en conjunto aportan 47 votos electorales. Si barre en esos cuatro --o la combinación adecuada de dos o tres-- casi con seguridad la presidencia será para Obama.

Son necesarios 270 votos electorales para obtener la Casa Blanca. Obama puede alcanzar 252 con los estados que votaron por John Kerry en 2004 y sólo dos de ellos están en duda --Pensilvania con 21 y Nueva Hampshire con 4-- y el sondeo AP-GfK indica que Obama va aventajado en ambos por dos dígitos.

Ohio tiene 20 votos electorales, Nevada 5, Colorado 9 y Virginia 13.

Además, Obama está empatado con McCain en Carolina del Norte y la Florida, según el sondeo AP-GfK, dos estados que se inclinaron por Bush en el 2004. Obama ha gastado sumas ingentes en la Florida, que aporta 27 votos en el Colegio Electoral. Carolina del Norte cuenta con 15.

Sondeos independientes sugieren que Nuevo México y Iowa, dos reductos tradicionalmente republicanos, están fuera del alcance de McCain, y lo mismo podría ocurrir con Montana.