•   Copenhague  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El ministro de Sanidad noruego, el conservador Bent Høie, viajará con su esposo a los Juegos Paralímpicos de Sochi, en los que ejercerá como representante oficial del gobierno de este país escandinavo.

Høie consideró natural llevarse a su pareja a acontecimientos de este tipo, según declaraciones al diario "Stavanger Aftenblad" recogidas hoy por la televisión pública NRK.

"Dicho esto, todos entienden, cuando participamos como dos hombres casados, qué pensamos sobre los derechos de los homosexuales", dijo el ministro, que con Dag Terje Solvang forma una de las parejas gay más conocidas de Noruega.

Høie y su esposo estarán en Sochi del 14 al 16 de marzo, los últimos tres días de los Paralímpicos, que comienzan el 7 de ese mes, dos semanas después de que finalicen los Juegos Olímpicos.

La cuestión de la homosexualidad se ha convertido en uno de los aspectos más polémicos en relación con los Juegos de Sochi, después de que los países occidentales hayan tachado de homófobas determinadas iniciativas del Kremlin.

Rusia aprobó en junio pasado una ley que prohíbe la propaganda homosexual entre los menores de edad.

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha reiterado varias veces que en su país no se persigue a nadie por practicar la homosexualidad.