elnuevodiario.com.ni
  •   Viena  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Uruguay defendió hoy ante el órgano de la ONU que vigila el cumplimiento de los convenios internacionales sobre drogas que su ley para regular la producción, venta y consumo de marihuana no viola los tratados internacionales.

El subsecretario uruguayo de Exteriores, Luis Porto, declaró en Viena ante los trece miembros de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) que la normativa "no innova sustantivamente con relación al régimen jurídico que ya se encontraba vigente" en relación al "consumo de cannabis".

Según el discurso facilitado por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Uruguay, Porto indicó que en el país sudamericano "el consumo de drogas no está penalizado desde 1974" y subrayó que la actual normativa "no promueve el consumo de cannabis sino que sigue siendo una ley restrictiva".

Y subrayó: "las organizaciones internacionales, de las que la República es parte, no cuestionaron en todos estos años la política de Uruguay respecto a la no penalización del consumo de cannabis".

Con la norma aprobada el pasado diciembre, agrega Porto, "se busca establecer un marco normativo que permita regular el mercado del cannabis, a efectos de contribuir a reducir potenciales riesgos y daños en aquellas personas que usan marihuana".

El representante uruguayo criticó duramente que la JIFE acusase a su país de forma "genérica" de violar los acuerdos internacionales, sin indicar de forma concreta qué partes de la nueva normativa violan la Convención sobre drogas de 1961.

Además reiteró que la normativa busca "la restricción del consumo de estupefacientes" y que además incorpora "aspectos sanitarios, educativos y penales".

La JIFE insiste en que la Convención de 1961, adoptada por 186 países, Uruguay incluido, solo contempla el uso de del cannabis para fines médicos y científicos, por lo que la ley del país la vulnera al incluir fines recreativos.

Porto además repudió las declaraciones que el presidente de la JIFE, el belga Raymond Yans, hizo en una entrevista exclusiva con Efe en Viena el pasado 13 de diciembre.

Yans aseguró entonces que aprobar una normativa que vulnera la convención sobre drogas, de la que Uruguay es parte, "es un tipo de visión propia de piratas".

El presidente de la JIFE lamentó también entonces no haber sido recibido por el presidente de Uruguay, José Mujica, y agregó: "es el único país del mundo, junto a Papúa Nueva Guinea, Guinea Ecuatorial y Guinea Bissau, que ha prohibido a la JIFE un diálogo con las autoridades".

Porto aseguró que "el señor Raymond Yans es el presidente de un organismo que no debería desacreditar a los estados parte con sus manifestaciones, y repudiamos formalmente en este acto su conducta".

"Acá estamos, no nos escondemos, no somos piratas, señor presidente", aseguró Porto, y explicó que al Gobierno no le correspondía recibir a la JIFE hasta que el poder legislativo no se hubiera pronunciado, "hecho este que sucedió hace pocos días".

La JIFE es un organismo independiente y cuasi judicial dentro de Naciones Unidas y cuya misión es velar por el cumplimiento de las Convenciones de la ONU sobre las drogas.