elnuevodiario.com.ni
  •   Buenos Aires, Argentina  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La presidenta de Argentina, Cristina Kirchner, pidió este martes moderación a los sindicatos cuando se discutan aumentos salariales, en momentos en que los economistas advierten sobre el impacto que podrían tener en la inflación que ronda el 30%.

"Algunos sindicalistas se plantean como única solución el aumento del salario (...) Los sindicatos no pueden estar ajenos porque los primeros que pagan el pato de la boda en toda crisis son los trabajadores", sostuvo la mandataria y enfatizó que el poder adquisitivo de los trabajadores también se protege controlando los precios.

Kirchner dijo que le gustaría "ver a los sindicalistas acompañando en cada farmacia o en cada supermercado para que los precios cuidados estén y sean respetados porque la gente de a pie lo está haciendo".

La mandataria habló la noche del martes por cadena nacional en un acto en la Casa de Gobierno en el que anunció un aumento de 11% en marzo en las jubilaciones (contra 15% en la misma época de 2013) y mejoras en la asignación por ayuda escolar anual.

Luego de la devaluación del 14% del peso hace dos semanas, se produjo una ola de aumentos de precios que el gobierno intenta controlar con el plan de "precios cuidados", un centenar de productos cuyos costos fueron pactados con comerciantes y empresarios.

"No vamos a permitir que sigan saqueando el bolsillo de los argentinos", dijo la presidenta en más de una ocasión en el discurso en la Casa Rosada, adonde habían ingresado centenares de simpatizantes.

Con respecto a la situación de los trabajadores, señaló que a partir de la flexibilización de la compra de dólares hace siete días, casi medio millón del total de 7,5 millones de trabajadores han comprado divisas, según registros de la autoridad fiscal.

"Tenemos asalariados que compran dólares con salario registrado por el 20% de sus ingresos", dijo y destacó "la prosperidad que hemos construido en estos últimos diez años que permitió la movilidad social ascendente".

Los sindicatos se aprestan a discutir en los próximos meses paritarias con empresarios y representantes del ministerio de Trabajo.

Algunos sindicalistas han hablado informalmente sobre una solicitud de aumentos de salarios de entre 27 y 30%, teniendo en cuenta el nivel de inflación.

La inflación de 2013, por ejemplo, fue de 10,9%, según el cuestionado índice de precios del gobierno, un valor muy inferior al alza de 28,38% estimada por consultoras y economistas que es la que consideran los gremios.