elnuevodiario.com.ni
  •   Bagdad  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Al menos 33 personas murieron hoy y 76 resultaron heridas en una serie de explosiones en Bagdad, la mayoría cerca de la fortificada Zona Verde, mientras que 13 personas más fallecieron en otras partes de Irak, según fuentes de seguridad.

Varios de los atentados fueron perpetrados por dos suicidas, uno de ellos con un coche bomba, en los alrededores de la citada Zona Verde, que alberga las sedes del Gobierno y del Parlamento iraquí, así como embajadas de países occidentales.

El portavoz de operaciones de seguridad de Bagdad, Saad Maan, indicó en un comunicado que la cifra de víctimas en esos "cobardes atentados terroristas" ascendió a 20 muertos y 28 heridos.

En la nota, Maan citó solo los dos ataques suicidas, registrados en un puesto de control ubicado en la zona de Karrada Mariam y en la entrada del Ministerio de Asuntos Exteriores.

Entre las víctimas mortales del primer atentado, en el que el suicida hizo estallar el cinturón de explosivos que llevaba adosado al cuerpo, figuran al menos dos soldados y un policía.

Además, un civil falleció y cuatro sufrieron heridas al estallar un coche bomba cerca de la sede de la Municipalidad de Bagdad, indicaron a Efe fuentes policiales.

Estas fuentes apuntaron que el atentado de Karrada Mariam tuvo lugar también cerca de un restaurante y que las explosiones provocaron importantes destrozos materiales en edificios y vehículos aparcados en los alrededores.

Otras 10 personas perecieron y 24 sufrieron heridas por el estallido de dos coches bomba de forma consecutiva en la zona de Yisr Diyala, en el suroeste de la capital, mientras que otro ataque similar causó ocho heridos en el barrio cercano de Al Zafarana.

Además, dos hombres murieron y diez sufrieron heridas por el estallido de un coche bomba en la zona de Al Seha, en el sur de Bagdad, y otras seis personas resultaron heridas por el impacto de un proyectil en la calle Haifa, en el centro.

Por otra parte, al menos 13 personas, la mayoría de ellas miembros de las fuerzas del orden, murieron y 47 resultaron heridas en otros actos de violencia registrados en otras zonas de Irak.

Cinco soldados fallecieron y otros siete sufrieron heridas por la explosión de un coche bomba en un puesto de control en la zona de Al Naima, en el sur de la ciudad de Faluya, a 50 kilómetros al oeste de Bagdad.

Otros tres soldados murieron y once resultaron heridos en un ataque similar en la zona de Al Saqlauiya, al norte de Faluya, al tiempo que un policía murió en un atentado suicida en la ciudad de Mosul (norte).

Al este de Tikrit, capital de la provincia de Salahedin (al norte de Bagdad), dos policías y un hombre armado perdieron la vida en un ataque contra un puesto de control.

Además, el estallido de un artefacto al paso de una patrulla militar en la zona de Al Sharqat, a 280 kilómetros al norte de Bagdad, causó la muerte de un oficial del Ejército y heridas a otras cinco personas, entre ellas dos soldados.

En un comunicado, el Ministerio de Interior iraquí afirmó que el Ejército abatió a 35 supuestos integrantes del grupo extremista Estado Islámico de Irak y de Levante en la provincia de Al Anbar, en el oeste del país.

Irak sufre un repunte de la violencia confesional y de los atentados terroristas, que causaron en 2013 la muerte de 8.868 personas, de las que 7.818 eran civiles, según cifras de la ONU.