•   Ottawa, Canadá  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El primer ministro conservador de Canadá Stephen Harper nombró el jueves un nuevo gabinete al que asignó la tarea de proteger a Canadá de las consecuencias de la crisis económica mundial.

Tras la victoria de su Partido Conservador en las legislativas del 14 de octubre, Harper presentó su nuevo gabinete en el cual -como estaba previsto- mantuvo a Jim Flaherty en el crucial cargo de ministro de Finanzas.

Las grandes carteras económicas fueron confiados a pilares del gabinete para marcar la importancia otorgada por Harper a este tema en un periodo de inestabilidad mundial.

"Aunque los fundamentos de la economía canadiense se mantienen más sólidos, más estables y más duraderos que los de tantos otros países, está claro que no estamos al abrigo de los acontecimientos que se desarrollan más allá de nuestras fronteras", declaró Harper en un comunicado.

"Es por eso que nuestra primera responsabilidad será garantizar a las empresas y a las familias canadienses la seguridad que necesitan para enfrentar las dificultades económicas mundiales", añadió.

Subrayó que su gobierno tenía experiencia, estaba "orientado hacia la economía y estaba pronto para adoptar medidas inmediatas" para enfrentar la situación económica.

La cartera de Relaciones Exteriores fue confiada a Lawrence Cannon, un quebequense bilingüe de 60 años, que era ministro de Transporte en el gobierno anterior. Cannon es el cuarto canciller desde enero de 2006 y sucede a David Emerson, quien anunció su retiro de la política poco antes de las elecciones.

Peter MacKay seguirá en Defensa.

El Partido Conservador de Stephen Harper se mantuvo en el poder en Canadá tras las elecciones legislativas del 14 de octubre, pero sin obtener mayoría.

El opositor Partido Liberal de Stephane Dion sufrió su peor derrota en más de un cuarto de siglo, al obtener tan sólo 77 de los 308 escaños en disputa en el Parlamento, 18 menos que en la cámara saliente, su peor resultado desde 1967.