elnuevodiario.com.ni
  •   Sarajevo  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Iglesia Católica de Bosnia-Herzegovina justificó hoy la oleada de protestas sociales que sacude al país desde la semana pasada y aseguró que la situación social es dramática y que es preciso reformas estructurales.

"Las actuales protestas de ciudadanos descontentos señalan, sin duda, la necesidad de reformas estructurales en el país", afirmó un comunicado de la Conferencia Episcopal que recoge el portal informativo Herzegovina.info.

En la nota, el obispo de Banja Luka, Franjo Komarica, señala que "los ciudadanos han protestado, en primer lugar, debido a su dramáticamente difícil situación social, pero también debido al modo en que está organizado y cómo se dirige este Estado".

Según el acuerdo de paz de Dayton de 1995, Bosnia Herzegovina está dividida en dos entes autónomos -uno para los serbios y otro conjunto para croatas y musulmanes-, además de distintos cantones, lo que ha creado una compleja e ineficaz estructura política y administrativa.

"Reformas radicales de la configuración social y jurídica de Bosnia-Herzegovina son la condición básica para la creación del Estado del Derecho y de la estabilidad económica y social, el respeto de la dignidad humana y de los derechos fundamentales de cada uno de sus ciudadanos", considera la Iglesia.

En el comunicado, los obispos bosnios denuncian el vandalismo y los desórdenes cometidos durante las manifestaciones, al tiempo que se solidarizan con "los conciudadanos que, mayormente sin culpa, están obligados a vivir una vida que no es digna del hombre".

La Iglesia justifica especialmente la frustración de los jóvenes que "no ven su futuro en la Bosnia-Herzegovina actual".

Los croatas, de religión católica, son uno de los tres pueblos mayoritarios, junto a serbios y musulmanes, que conviven en Bosnia.

La Iglesia católica bosnia apoya una mayor unidad en el país y ha discrepado a menudo con los líderes bosnio croatas que reclaman la creación de un ente autónomo croata en el sur del país.