elnuevodiario.com.ni
  •   Pekín, China  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Centenares de tibetanos protagonizaron una protesta durante un festival de oración en la provincia de Qinhai, colindante con Tíbet, para pedir la liberación de Khenpo Kartse, un popular lama encarcelado en diciembre y que, según alertan, se encuentra en grave estado de salud.

Según informa la Campaña Internacional por el Tíbet, la protesta se produjo la semana pasada, si bien hasta ahora no se ha hecho pública, dadas las restricciones informativas a las que está sometida la región.

Khenpo Kartse es un respetado y educado abad del monasterio de Gongya en la prefectura tibetana de Yushu, en Qinhai.

Según fuentes tibetanas, el abad sufre graves problemas hepáticos, por lo que el doctor que le trata ha pedido visitarle, una solicitud que las autoridades han rechazado.

También la Policía le ha denegado la visita de familiares e incluso de su abogado.

Ante estas circunstancias, los tibetanos protagonizaron una sentada de protesta de cinco horas para "expresar su indignación y desacuerdo con la falta de explicaciones de las autoridades sobre el estado de Khenpo Kartse", en el último día del festival religioso de cinco días "Monlan", organizado en el monasterio de Japa, ubicado en Yushu, según explica a su vez la cadena Radio Free Asia (RFA).

Los monjes se disolvieron cuando las autoridades les aseguraron que responderían a sus preocupaciones "en unos días", si bien no ha habido noticias hasta ahora, asegura la Campaña Internacional por el Tíbet, organización con sede en EE.UU.

Esta es la tercera manifestación que se produce para pedir la liberación del popular monje, que puede enfrentarse a cargos criminales.

Un gran grupo de tibetanos también protagonizaron una vigilia de protesta por su arresto a mediados de enero y una manifestación parecida en diciembre, en la que portaron pancartas en las que se podía leer "Liberad a Khenpo Kartse" o "Entended las dificultades de los estudiantes separados de su profesor".

Tras estas manifestaciones, un total de 16 monjes fueron arrestados, si bien fueron liberados posteriormente tras ser interrogados, asegura la organización tibetana.

La Policía de Chamdo -encargada del caso del lama- explicó al abogado del monje, a quien no han permitido ver, que el delito de Khenpo Kartse está relacionado con "poner en peligro la seguridad del Estado", según señaló la escritora tibetana Tsering Woeser, residente en Pekín.

Diversos tibetanos de la región alertaron de la situación que se vive, al asegurar que "este es un momento muy peligroso para los ciudadanos" de esta zona.

Además, manifestaron su temor a que el popular lama se convierta en "otro Tenzin Deleg Rinpoche", un respetado lama muy activo en ayudar a la comunidad tibetana y sentenciado a cadena perpetua en 2003.

Las protestas contra la sentencia a este conocido guía espiritual persistieron incluso años después de anunciarse su pena, entre múltiples denuncias sobre la "falsedad" de los cargos contra el lama y sobre la represión a la que la población estaba siendo sometida para expresar su "angustia" por el prolongado encarcelamiento del influyente líder.