•   Ciudad de México, Mexico  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Copa Mundial de la FIFA estuvo este martes en las manos del presidente de México, Enrique Peña Nieto, quien aprovechó la gira internacional del trofeo para alentar al 'Tri' hacia la victoria en Brasil-2014.

"Es un gran privilegio el poder sostener en las manos esta copa de fútbol, hacerlo en el nombre de México, con la alegría que representa para los mexicanos la afición que tenemos por este deporte", dijo Peña Nieto en un evento en su residencia oficial Los Pinos.

Sonriente y relajado, el mandatario hizo votos para que México consiga la victoria en el Mundial 2014, que se disputará en Brasil en junio y julio próximos.

"Que esta copa regrese a nuestro país en manos de nuestros seleccionados mexicanos", dijo Peña Nieto, en la ceremonia a la que acudieron grandes personalidades futbolísticas, como el exjugador Hugo Sánchez.

Dirigiéndose al embajador de Brasil en México, Marcos Raposo Lopes, Peña Nieto añadió: "Deseamos que a nuestra selección le vaya tan bien como a Brasil le fue en 1970 aquí en el Mundial de México". En esa ocasión la 'seleçao', de la mano del 'Rey Pelé', se tituló campeona.

El pasado año, durante el hexagonal eliminatorio de la Concacaf, la selección mexicana estuvo a punto de ser eliminada y sufrir su primera ausencia mundialista en 24 años. Pero finalmente, en un desesperado repechaje contra Nueva Zelanda, alcanzó un lugar.

Pese a este engorroso inicio, Peña Nieto dijo tener "confianza" en que su equipo tendrá un buen desempeño.

México atraviesa un "proceso de transformación, de renovar nuestra confianza en nosotros mismos, de creer que somos capaces de estar entre los mejores del mundo, de ser un país con gran potencial, en el ámbito deportivo y otros", sostuvo.

El 'Tri' integra el Grupo A mundialista, que encabeza Brasil y completan Croacia y Camerún.

En su tercera gira mundial (la primera fue en 2006 y la segunda en 2010), el codiciado trofeo visitará 88 países, realizando un recorrido que superará los 150.000 kilómetros, es decir, más de tres veces la circunferencia de la Tierra.

El trofeo de la Copa Mundial, que mide 36,8 centímetros de altura, pesa 6,175 gramos y está elaborado con oro de 18 quilates, ya visitó varios países latinoamericanos, como Ecuador, Colombia, Venezuela y Guatemala.