•   Pekin  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Por primera vez desde la escisión de China y Taiwán en 1949, dos altos cargos de los Gobiernos chino y taiwanés, con nivel de ministros, celebraron ayer un encuentro oficial, algo que ambas partes han considerado un paso histórico en la mejora de sus relaciones tras más de seis décadas de conflicto.

Wang Yu-chi, ministro del Consejo de Asuntos de China Continental del Gobierno taiwanés, mantuvo un encuentro con su homólogo de la República Popular Zhang Zhijun, ministro de la Oficina de Asuntos de Taiwán del Consejo de Estado chino, en la ciudad de Nankín (este).

“Es algo que no podíamos imaginar hace unos pocos años”, señaló en el discurso previo a la reunión el representante taiwanés, quien añadió que “poder sentarnos para charlar es una oportunidad de gran valor, teniendo en cuenta que hubo un tiempo en que ambas partes casi estuvieron en guerra”.

“La actual situación se ha logrado con los esfuerzos de varias generaciones. Debemos disfrutarla y trabajar juntos para mantenerla”, señaló por su parte el responsable del Gobierno chino.

Nankín, de gran simbolismo para el gubernamental Kuomintang (KMT) pues en ella se encuentra enterrado el fundador del partido y de la República de China, Sun Yat-sen, cuyo mausoleo visitará Wang, es la primera etapa de un viaje de cuatro días para el representante taiwanés, quien también visitará Shanghái.