elnuevodiario.com.ni
  •   Panamá  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Panamá debe invertir mucho más en su infancia y juventud, y coordinar los programas dirigidos a ambos sectores para obtener mejores resultados, alertó un informe nacional sobre desarrollo humano, difundido hoy, elaborado por el PNUD y varios organismos públicos panameños.

El Informe Nacional de Desarrollo Humano Panamá 2014: primera infancia, juventud y formación de capacidad de vida, fue presentado por el analista colombiano Hernando Gómez Buendía, y en su elaboración participaron autoridades panameñas de educación, salud, vivienda, entre otros.

Entre los "principales mensajes" del documento está que "es fundamental reconocer que hay brechas específicas en el desarrollo cognitivo y socioemocional de los niños y niñas y de los jóvenes de Panamá, que pueden combatirse con políticas concretas, algunas de las cuales no comportan gran complejidad".

El estudio señala que "gran parte del desarrollo cognitivo y socioemocional de los niños, niñas y jóvenes depende de las prácticas parentales, que necesitan ser apoyadas por la política pública".

Las "brechas de desarrollo" se acentúan en los niños de entre cero y los seis años que no reciben estímulos físicos o psicoemocionales de sus cuidadores, y son mayores cuando el entorno familiar se encuentra en condición de pobreza, de acuerdo al estudio.

Gómez Buendía aseguró a Acan-Efe que "invertir en la infancia y en la juventud no es un asunto solo de dinero, sino de contar con políticas públicas integrales que permitan cuidar a los niños y su desarrollo".

Esas políticas deben incluir medidas para que "a la juventud se le provea de empleo, capacitación y se los prevenga de la criminalidad y los embarazos tempranos", destacó el experto, coordinador editorial del Informe Nacional sobre Panamá.

El analista enfatizó que si bien Panamá presenta uno de los crecimientos económicos más significativos de América Latina en los últimos años, el mismo no es incluyente y no llega a cubrir las grandes necesidades de una parte significativa de su población.

El estudio reconoce el esfuerzo del Gobierno panameño al aprobar la llamada Ruta de Atención Integral a la Primera Infancia, aprobado la semana pasada y que busca atacar los problemas que afectan a ese población con edades comprendidas entre cero a cinco años y 11 meses, según el PNUD.

Gómez Buendía sugiere que ese esfuerzo gubernamental dirigido a la primera infancia debería ser replicado también para el segmento de jóvenes, algo que señala el estudio con el argumento de que "para mejorar los resultados, los servicios de la primera infancia y de la juventud no deben llegar aislado sino de forma integrada".

El informe se elaboró a partir de varias herramientas, entre ellas una encuesta efectuada a 1.078 residencias en las nueve provincias del país y en tres de las cinco comarcas indígenas, realizadas entre enero y febrero de 2013.

Revela, entre otros, que el 51 % de los niños involucrados en el estudio de entre 4 a 5 meses no consiguen estar sentados sin ayuda; el 43 % de los niños entre 2 y 3 años no saben dibujar palitos ni bolitas; y que el 31 % de niños entre 3 y 4 años no reconoce ningún color.

En cuanto a la juventud, el informe indica que el 87 % de los jóvenes que fueron sometidos a pruebas de conocimiento o cognitivas tuvieron puntuaciones por debajo de 6 en una escala de 1 a 10, y solo el 13 % más de seis puntos.

Una de cada tres mujeres de entre 15 y 19 años abandonó la escuela sin terminar la secundaria para dedicarse a las tareas domésticas, principalmente en las comarcas indígenas, y solo el 64,4 % de los niños cuentan con educación preescolar.

La investigación también mostró que el 48,2 % de los jóvenes entre los 15 y 24 años trabajan en el sector informal.