• Panamá |
  • |
  • |
  • EFE

Panamá ha apelado a la tecnología para combatir la epidemia del dengue, que ha causado al menos 13 muertes en ese país en los últimos meses, y se apresta a liberar más de 5.7 millones de mosquitos transgénicos entre marzo y agosto próximo, con los que espera reducir la población del insecto transmisor de la enfermedad.

El experimento, con un costo de 400,000 dólares, ha generado polémica entre algunos científicos locales, que alegan que se desconocen los riesgos colaterales que puede producir, entre ellos una eventual superpoblación de otros mosquitos más agresivos que el Aedes aegypti, transmisor del dengue.

El director del Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud, Icges, Néstor Sosa, dijo en una entrevista con Efe que el “experimento” se desarrollará a partir de marzo próximo en tres comunidades del populoso distrito de Arraiján, ubicado a unos veinte kilómetros al oeste de la capital panameña.

Mata a la hembra

La hembra del Aedes Aegypti es la transmisora del dengue, y la tarea del mosquito genéticamente alterado será “buscarla, copular y morir”, explicó el científico.

La hembra vector de la enfermedad quedará preñada, pero las larvas que produzca no llegarán a adultos, por lo que se reducirá la población de Aedes aegypti, según los científicos.

Sin embargo, Sosa enfatizó que el dengue solo conseguirá eliminarse con un mayor control de las autoridades y la colaboración total y continua de las comunidades.

Podrían aumentar uno más agresivo

Según un estudio de la organización GeneWatch del Reino Unido, difundido en enero pasado en Panamá, el experimento con el mosquito transgénico podría aumentar la presencia del Albopictus, un insecto mucho más agresivo que el Aedes aegypti. Ese informe indicó que de fracasar el experimento en Arraiján se podría correr el riesgo de transferir rasgos de inmunidad a los mosquitos silvestres.

Sosa enfatizó que la tecnología que se utilizará en Panamá se aplica desde 2002 y a “gran escala” en Brasil, y hasta ahora no se ha visto ningún impacto negativo.