•  |
  •  |
  • END

WASHINGTON / AFP

El candidato demócrata a la Casa Blanca, Barack Obama, amplió su ventaja en las encuestas en la última semana de campaña, y acaricia su sueño de convertirse en el primer negro en presidir Estados Unidos, ante un rival republicano, John McCain, que no tira la toalla.

A días de la votación del martes cuatro de noviembre, Obama, de 47 años, aventaja a McCain, de 72, en una media de 5.9 puntos porcentuales en los sondeos nacionales de intención de voto, según el sitio especializado realclearpolitics.com. Algunas encuestas le dan hasta diez puntos a favor.

El senador por Illinois (norte) se distanció además del senador por Arizona (sur) en todos los estados considerados clave para elegir al presidente de Estados Unidos, en función de un complejo sistema que atribuye distinto peso a cada distrito en el colegio de grandes electores encargado de nombrarlo.

Obama consolidó su ventaja en estados codiciados como Virginia, Florida y Ohio, y también en Carolina del Norte, Missouri, Colorado y Nevada, siempre según la media de realclearpolitics.com, que también le da un número muy superior de grandes electores, suficiente para ganar la elección.


Candidatos redoblan esfuerzos
Obama lanzó el miércoles una pieza televisiva de media hora que costó entre 3 y 5 millones de dólares y fue vista por 22% de los hogares estadounidenses según datos del instituto Nielsen.

En el anuncio el candidato mezcló mensajes personales ante la cámara, extractos de discursos con fondo de música clásica y suerte de pequeños reportajes sobre la vida cotidiana de los estadounidenses, para terminar con la difusión en directo de un mitin electoral en Florida en el que habla ante unas 20,000 personas.

Por su parte, McCain --que cuenta con menos recursos económicos que su rival-- multiplicó las entrevistas en las grandes cadenas televisivas y apuesta sus últimas fichas de campaña a Ohio y Pensilvania.

Ayer viernes, en una entrevista con la televisora ABC, afirmó estar “confiado en la victoria”. “He participado en gran número de campañas electorales, y el entusiasmo es extremadamente importante, más que en cualquier otra campaña en la que haya participado”, declaró.

Millones votan anticipados
Más de 16 millones de estadounidenses han votado por anticipado, en una elección que se anuncia con niveles récord de participación, y en la que los votantes de origen hispano tendrán un peso excepcional según los expertos, no tanto por su número sino por su distribución en estados como Colorado o Nuevo México.

Unos 9 millones de votantes de origen hispano --una de las minorías más afectadas por la crisis económica en Estados Unidos-- están habilitados para sufragar el martes, y los sondeos indican que se inclinarán mayoritariamente por Obama.

El tono subió de uno y otro lado en los últimos cinco días, cuando se acerca el momento decisivo.