•   El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El náufrago salvadoreño José Salvador Alvarenga, quien asegura haber sobrevivido 13 meses a la deriva en el océano Pacífico, recibió el alta y abandonó este martes el hospital donde estuvo una semana, informaron autoridades médicas, sin revelar el lugar al que fue llevado.

“Estoy bien, muchas gracias”, dijo brevemente a los periodistas Alvarenga tomado de sus brazos por la ministra de Salud, María Isabel Rodríguez, y una enfermera, en la entrada de la sección de emergencia del hospital público San Rafael, en la periferia oeste de San Salvador, constataron periodistas de la AFP.

Al ser consultado sobre si iba a regresar a la comunidad costera ubicada 118 kilómetros al oeste de San Salvador, donde nació y viven sus padres, el náufrago, de 37 años, afirmó: “No quiero regresar a Garita Palmera”.

Tras esas breves declaraciones, Alvarenga salió del foco de las cámaras y poco después equipos de prensa apostados en el lugar, incluido la AFP, observaron varias camionetas que salieron en distintas direcciones del hospital, para despistar a los periodistas. Al parecer al menos uno de esos vehículos es de una reconocida cadena de televisión estadounidense.

Se le dio de alta

“Al señor Alvarenga ya se le dio el alta, salió hace unos minutos”, confirmó el médico Yeerle Ramírez, director del hospital San Rafael, ubicado en la ciudad de Santa Tecla, a 12 kilómetros de la capital.

El náufrago fue sometido a una serie de exámenes físicos y psicológicos durante una semana que estuvo internado en ese hospital, desde que regresó a El Salvador la noche del pasado 11 de marzo repatriado desde las islas Marshall, donde fue rescatado el 30 de enero.

“Hemos decidido darle el alta física, pero nosotros le vamos a dar el seguimiento al estado de su salud”, declaró a la prensa el psiquiatra Ángel Fredi Sermeño, miembro del equipo multidisciplinario que lo atendió.

La ministra informó previamente a la prensa que se le dieron a Alvarenga “todas las indicaciones para el tratamiento de su lesión en la columna”. “Ya se demostró que no va a requerir tratamiento quirúrgico, sino que va a ser tratado con fisioterapia”, subrayó la funcionaria.

 

Atención mundial

Alvarenga ha acaparado atención mundial desde que apareció en el atolón Ebon, al sur de las islas Marshall, con el pelo largo y en calzoncillos hecho jirones, en una lancha de pesca de 7 metros de eslora. Según su relato, en diciembre de 2012 salió de la costa mexicana del Pacífico, donde vivía como indocumentado, a pescar tiburones junto a un mexicano de 24 años, pero la embarcación se averió y quedaron a la deriva.

El hombre contó que sobrevivió comiendo aves y pescado crudos, y bebiendo sangre de tortuga y su propia orina; pero que su compañero de pesca murió a los cuatro meses, incapaz de soportar esa dieta.