•  |
  •  |
  • END

MADRID / AFP

La Policía ha detenido este viernes en Bilbao (País Vasco, norte) al titular del teléfono móvil desde el que el jueves se avisó en nombre de ETA de la colocación de un coche bomba, e investiga si tiene relación con la comisión del atentado en Pamplona (Navarra, norte).

Según fuentes de la investigación, el detenido, con cuya documentación al parecer se compró el teléfono móvil utilizado por un comunicante anónimo para advertir de la colocación del coche bomba, aseguró no saber nada de ese aparato.

El detenido, cuya identidad no ha trascendido, ha sido trasladado a Madrid para seguir la investigación tras incurrir en algunas contradicciones en su declaración, según la misma fuente.

El jueves, un coche bomba explotó sobre las 11h00 locales (10h00 GMT) en el aparcamiento de la Universidad de Navarra, después que un comunicante anónimo avisó en nombre de ETA a la Asociación de Ayuda en Carretera (DYA) de Vitoria (País Vasco) de la inminencia de la deflagración en un “campus universitario”, pero sin especificar cuál.

ETA, que figura en la lista de organizaciones terroristas de la Unión Europea (UE) y de Estados Unidos, está considerada responsable de la muerte de 824 personas en 40 años de violencia frente al Estado español por la independencia del País Vasco.

La organización armada retomó su campaña de atentados tras la ruptura formal de su último alto el fuego, en junio de 2007, matando a cinco personas: tres guardias civiles, un militar y un ex concejal socialista vasco.


Cientos de personas se concentran contra ETA en Pamplona
En tanto, centenares de personas se concentraron ayer viernes en Pamplona, en la Universidad de Navarra (norte de España), para condenar el atentado. Estudiantes, profesores, empleados del campus y políticos se reunieron hacia las 12h00 locales (11h00 GMT) en la explanada situada frente a la facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra, donde pidieron cinco minutos de silencio, según varios medios españoles.

“Lo mejor que podemos hacer contra el terrorismo es seguir trabajando sin miedo y sin rencor”, declaró el rector, Ángel Gómez Montoro, quien encabezó la concentración, acompañado por el presidente regional navarro, Miguel Sanz, y por representantes políticos de Navarra y el País Vasco.

Otra manifestación de protesta contra ETA reunió a unas “600 personas” en la Universidad Pública de Navarra, según cifras suministradas por la institución.

Otras concentraciones tuvieron lugar en las tres universidades públicas del País Vasco, región vecina de Navarra, reuniendo a menos de 200 personas, según la agencia Vascopress. ETA, que figura en la lista de organizaciones terroristas de la Unión Europea (UE) y de Estados Unidos, está considerada responsable de la muerte de 824 personas en 40 años de violencia frente al Estado español por la independencia del País Vasco.

La organización armada retomó su campaña de atentados tras la ruptura formal de su último alto el fuego, en junio de 2007, matando a cinco personas: tres guardias civiles, un militar y un ex concejal socialista vasco.