elnuevodiario.com.ni
  •   Sidney, Australia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Al menos una persona falleció y otras 77 resultaron heridas en un motín en un centro australiano para inmigrantes en la isla papuana de Manus, informaron hoy las autoridades locales.

La identidad del fallecido no ha sido revelada, pero el primer ministro papuano, Peter O'Neill, aseguró hoy que era de nacionalidad iraní.

Entre los heridos, al menos 13 se encuentran en estado grave y "uno de ellos, crítico", dijo el ministro australiano de Inmigración, Scott Morrison, en rueda de prensa.

La víctima mortal recibió un fuerte golpe en la cabeza, mientras que otro herido grave fue trasladado a Australia por fracturas en el cráneo y otro que fue alcanzado por un disparo con munición real está siendo tratado en Port Moresby, la capital papuana.

El motín, que enfrentó a cientos de inmigrantes con la Policía y los guardias de la empresa G4S contratada para ocuparse de la seguridad del centro de detención, se inició anoche, cuando los internos intentaron derribar un muro del interior del recinto.

"El incidente se intensificó rápidamente con varios cientos de 'transferidos' (inmigrantes) implicados", lo que motivó el traslado de algunos de los internos a una carretera contigua al centro, comentó Morrison, en una segunda rueda prensa.

El ministro dijo que le habían informado de que la Policía papuana disparó al menos en dos oportunidades durante el motín, según la cadena local ABC.

"A eso de la media noche local y en el culmen de los disturbios, el personal de G4S se retiró del perímetro interno y la Policía se enfrentó a los transferidos que violaron el perímetro externo" y una hora después se produjeron "disparos", precisó.

"No se sugiere que dispararon contra los solicitantes de asilo. He dicho que se informó de que dispararon", enfatizó el ministro.

Las autoridades no han podido confirmar aún si alguno de los 1.300 solicitantes de asilo que habitan en el centro de Manus, una isla al norte de Papúa Nueva Guinea de cien kilómetros de largo por 30 de ancho, ha conseguido huir.

El pasado domingo, unos 35 inmigrantes indocumentados lograron escapar del centro de Manus aprovechando la confusión de una pelea entre internos en la que una veintena de personas resultaron heridas y ocho fueron detenidas. Todos los huidos fueron capturados después.

Morrison aseguró que esos disturbios y la detención de los ocho inmigrantes motivaron lo sucedido hoy en el centro de Manus, donde los reclusos empezaron hace varias semanas protestas pacíficas que derivaron en los actos violentos esta semana por el aumento de la tensión.

Australia interna a los inmigrantes ilegales que intentan alcanzar sus costas en este centro de Papúa y en otro en Nauru, en el Pacífico Sur, para que tramiten sus peticiones de asilo, pese a las críticas de la agencia para los refugiados de la ONU (ACNUR) y Amnistía Internacional.

Muchos de los inmigrantes han huido de conflictos como los de Afganistán, Darfur, Pakistán, Somalia y Siria, y otros que han escapado de la discriminación o de la condición de apátridas como las minorías rohingya, de Birmania, o Bidun, de la región del Golfo.