•   Kiev, Ucrania  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los servicios de seguridad ucranianos (SBU) anunciaron el miércoles el lanzamiento de una operación "antiterrorista" en el país contra los grupos radicales, que consideran responsables del rebrote de violencia que dejó 26 muertos en Kiev.

"Los grupos extremistas y radicales amenazan con sus acciones la vida de millones de ucranianos", indicó el SBU en un comunicado.

"En este contexto, el servicio de seguridad y el centro antiterrorista de Ucrania decidieron hoy lanzar en el territorio ucraniano una operación antiterrorista", añade.

"Actualmente asistimos a un uso de la fuerza deliberado y selectivo, a través de incendios, asesinatos, tomas de rehenes, intimidación de la población con fines criminales. Todo eso utilizando armas de fuego", agregó el SBU.

Más de 1.500 armas de fuego y 100.000 municiones pasaron "por las manos de los criminales" desde el martes, según la misma fuente.

Actualmente, Ucrania debe hacer frente a "actos terroristas concretos", opinó el SBU.

Europa endurece el tono

El nuevo brote de violencia en Ucrania obligó a los europeos a endurecer el tono y por primera vez la jefa de la diplomacia de la UE, Catherine Ashton, habló el miércoles de posibles sanciones contra el gobierno del presidente Viktor Yanukovich.

Los ministros de Relaciones Exteriores de la Unión Europea (UE) tendrán una reunión extraordinaria el jueves por la tarde para discutir la imposición de sanciones contra Kiev, donde violentos enfrentamientos dejaron el miércoles 25 muertos.

"Se estudiarán todas las opciones, incluyendo sanciones contra los responsables de la represión y de las violaciones de los derechos humanos", indicó Ashton.

Entre las medidas posibles figuran la prohibición de entregar visas y la congelación de los depósitos de los dirigentes ucranianos involucrados en la represión, adelantó el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Parlamento Europeo, Elmar Brok.

Hasta el miércoles de mañana - cuando se celebró en Bruselas una reunión urgente de los embajadores de la UE encargados de las cuestiones de seguridad - la cuestión de las sanciones contra Ucrania no contaba con la indispensable unanimidad entre los 28 Estados miembros de la UE.

"No hay unanimidad porque muchos países vecinos de Ucrania no desean avanzar en la vía de las sanciones afirmando que se trata de un riesgo, un riesgo de que el régimen endurezca aún más el tono frente a la oposición", explicó el canciller belga, Didier Reynders, quien es favorable a las sanciones.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, afirmó que espera que que los Estados miembros de la UE "podrán ponerse de acuerdo en medidas específicas contra los responsables de la violencia y el uso excesivo de la fuerza".

Barroso tiene previsto reunirse el miércoles en París con presidente francés François Hollande y la canciller alemana Angela Merkel, que estarían a favor de sanciones contra Ucrania.