elnuevodiario.com.ni
  •   México  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El expresidente de Colombia Álvaro Uribe ve como "cortinas de humo" las acusaciones del mandatario venezolano, Nicolás Maduro, sobre su presunta financiación de grupos de manifestantes opositores y pidió este miércoles la urgente liberación del líder opositor Leopoldo López.

Los señalamientos de Maduro "son las cortinas de humo de los dictadores, de los tiranos", manifestó Uribe en una entrevista con la emisora mexicana Radio Fórmula.

"Eso es lo que Maduro aprendió de (Hugo) Chávez y Chávez de (Fidel) Castro", añadió el exmandatario (2002-2010) y actual candidato al Senado de Colombia, aludiendo al fallecido presidente venezolano y al líder cubano.

El sábado, Maduro acusó a Uribe de estar financiando y dirigiendo los "movimientos fascistas" de estudiantes.

Opositores y estudiantes han marchado por varios puntos de Venezuela contra la inseguridad, la inflación y la escasez, en protestas que hace una semana dejaron tres muertos y varios heridos.

El gobierno venezolano sacó la señal del canal de noticias colombiano NTN24 de las compañías de cable que la transmiten en Venezuela cuando el pasado miércoles estaba dando una amplia cobertura a las protestas porque, a decir de Maduro, sólo buscaban generar "miedo, zozobra y odio" para promover un golpe de Estado.

Cuatro días después, el mandatario venezolano aseguró que detrás de ese canal estaba "la mano de un fascista enemigo de Venezuela, Álvaro Uribe".

Uribe replicó este miércoles que "la censura es permanente" en Venezuela y que el gobierno de Caracas cierra los "medios de comunicación que no se hinquen de rodillas".

Asimismo, pidió la inmediata liberación del dirigente opositor venezolano Leopoldo López, quien fue detenido el martes y será presentado este miércoles ante un tribunal acusado de ser el responsable de la muerte de tres manifestantes la semana pasada.

"La urgencia hoy es pedirle al mundo democrático que exija la liberación de Leopoldo López", reclamó Uribe, que dijo que el gobierno chavista usa las "cárceles para desaparecer a los disidentes".

El exmandatario consideró también "muy grave" que la mayoría de gobiernos de América Latina no tomen con atención el tenso clima de Venezuela cuando "están asesinando a una población por simplemente expresar un disenso político".