•  |
  •  |
  • END

MÉXICO / AFP

Cuatro integrantes de un grupo de música norteña mexicana, que incorpora alusiones al narcotráfico en su música, fueron ultimados cuando salían de las instalaciones de un diario en Culiacán, Sinaloa (noroeste), donde habían sido entrevistados, informó este viernes el rotativo.

“Un total de cuatro jóvenes, integrantes del grupo de música norteña “Los Herederos de Sinaloa” fueron acribillados el jueves a tiros con armas de alto poder por dos sicarios que los sorprendieron frente al edificio de Organización Editorial Mexicana”, publicó El Sol de México, diario de esa firma.

A una de las víctimas, que era representante del grupo, los sicarios le arrojaron varios billetes de 500 pesos en el rostro, añadió el rotativo, al precisar que tres integrantes más de la banda lograron escapar “de manera francamente milagrosa” pues se protegieron entre automóviles estacionados.

Según el rotativo, uno de los miembros del grupo que fue asesinado había recibido vía telefónica, mientras se realizaba una entrevista, una llamada para comprar un instrumento musical y acordó con el supuesto vendedor verse en las afueras del diario.

Ya en la calle, mientras observaban el instrumento, llegó una camioneta “de la que descendieron dos muchachos armados con AK-47, quienes abrieron fuego sobre los músicos” y “en cosa de segundos se dispararon no menos de 100 balas”, añadió el diario.


Muchos músicos asesinados
Otros intérpretes de música norteña que cantan “narcocorridos”, en los que aluden a la vida de los capos del narcotráfico, han sido asesinados. Entre los más populares figuran el cantante Valentín Elizalde, ultimado en noviembre de 2006, y Sergio Gómez, vocalista del grupo K-Paz de la Sierra, en diciembre de 2007.

La pugna entre los cárteles de las drogas ha dejado más de 3,800 muertes violentas en México en lo que va de 2008, según recuentos de la prensa, pese a un operativo federal de más de 36,000 elementos, en su mayoría militares.