elnuevodiario.com.ni
  •   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un juzgado de Colombia dictó hoy prisión provisional por tres homicidios contra el prófugo de la justicia Marcos Figueroa, quien era colaborador del destituido y encarcelado gobernador del departamento de La Guajira (norte), Francisco Gómez.

La Fiscalía imputa a Figueroa el homicidio de Dilger Elkin de Jesús Becerra, asesor jurídico del Ministerio de Transporte; su conductor, Iván Martínez Aroca, y un acompañante, Jesús Bonivento Barros, crímenes ocurridos el 9 de agosto de 2011 en Riohacha, la capital de La Guajira.

Ese día, un grupo armado que se movilizaba en una camioneta chocó contra el vehículo en el que iban las víctimas y cuando estos se bajaron a reclamar fueron acribillados, según informó la Fiscalía en un comunicado.

Figueroa, alias "Marquitos", está fugado de la justicia y se investiga su participación en más asesinatos ocurridos en los departamentos de La Guajira y del vecino Cesar, así como su pertenencia a grupos neoparamilitares.

Además, "Marquitos" era el supuesto socio de Francisco Gómez Cerchar, alias "Kiko", quien fue destituido de su cargo de gobernador e inhabilitado por 17 años por la Procuraduría la semana pasada.

El año pasado, cuatro periodistas e investigadores colombianos denunciaron amenazas de muerte por parte de Gómez y Figueroa y abandonaron el país durante varias semanas.

Uno de ellos, el periodista Gonzalo Guillén, advirtió hoy que Figueroa está bajo la protección de la Policía y del Ejército en los departamentos del Cesar y La Guajira, donde ejerce una fuerte influencia.

Por su parte, Gómez Cerchar se encuentra bajo prisión preventiva en la cárcel La Picota de Bogotá desde el pasado 22 de octubre mientras avanza la investigación en su contra por homicidio, concierto para delinquir y nexos con paramilitares.

Al gobernador se le acusa de tener vínculos con Salvatore Mancuso y Rodrigo Tovar Pupo (alias "Jorge 40"), excomandantes de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), ahora presos en EE.UU., y con otros grupos paramilitares que actúan en la región.

Gómez también está acusado por el homicidio de tres personas, entre ellas un concejal y dos campesinos.

"Kiko" Gómez fue detenido el 12 de octubre en plenas fiestas patronales en el municipio de Barrancas, en La Guajira, y trasladado dos días después a la sede de la Fiscalía en Bogotá, donde permaneció hasta su ingreso en La Picota.