elnuevodiario.com.ni
  •   Panamá  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El consorcio que realiza la ampliación del Canal de Panamá aseguró este jueves que reanudó las obras que detuvo hace dos semanas por una crisis de liquidez del proyecto, aunque el presidente panameño Ricardo Martinelli dijo que el reinicio "no es del todo cierto".

En un comunicado, Grupo Unidos por el Canal (GUPC) informó que "reactivó este jueves los trabajos en el tercer juego de esclusas".

"La reactivación de los trabajos se hace siguiendo un procedimiento que permitirá que la obra esté a pleno rendimiento en el menor tiempo posible", añadió el consorcio, liderado por la empresa española Sacyr.

Más temprano, Martinelli había asegurado que el reinicio de las obras "no es del todo cierto", porque "parece ser que hay alguna diferencia interna entre los distintos contratistas" que conforman GUPC.

Un fotógrafo de la AFP constató este jueves que las obras de ampliación en el sector del Atlántico permanecían paralizadas, con grúas y camiones totalmente detenidas, pero la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) aún no informó sobre cuál es el estado de los trabajos.

El administrador de la vía, Jorge Quijano, había anunciado la noche del miércoles el consorcio reactivaría las obras mientras las partes elaboran "un acuerdo interino". En su comunicado, el consorcio señaló este jueves que las conversaciones con la ACP se mantienen "con el fin de firmar el memorando en los próximos días".

"GUPC continúa las negociaciones para llegar a un acuerdo a largo plazo que cumpla con el contrato" y "proporcione la financiación destinada a la culminación del proyecto en 2015", según el consorcio.

El grupo integrado también por la empresa italiana Salini Impregilo, la belga Jan de Nul y la panameña Constructora Urbana (CUSA), detuvo los trabajos hace dos semanas, luego de que fracasaran los primeros diálogos con la ACP, pero después continuaron las negociaciones.

El Grupo Unidos por el Canal reclama el pago de sobrecostos por 1.600 millones de dólares, adicionales a los 3.200 millones del contrato para la construcción de un tercer juego de esclusas que permita el paso de buques con más de 12.000 contenedores, el triple de carga de los que puede pasar actualmente.

La crisis, que estalló el 30 de diciembre, hizo que se postergara de junio de 2015 a diciembre de ese año la fecha de conclusión del proyecto, que lleva un avance global de 72% y de 70% en la construcción de las esclusas.

Inaugurado en 1914 por Estados Unidos y devuelto a Panamá en 1999, el Canal tiene como principales clientes a Estados Unidos y China.