elnuevodiario.com.ni
  •   Brasilia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La mandataria brasileña, Dilma Rousseff, será recibida por el papa Francisco este viernes en el Vaticano, con el que pretende abordar temas como la lucha contra la pobreza e invitarlo al Mundial en Brasil, informó este jueves la cancillería brasileña.

Una reunión con el presidente italiano, Giorgio Napolitano, no había sido incluida en la agenda del viernes divulgada en la noche y fuentes de la Cancillería y de Planalto informaron que está todavía pendiente de confirmación y que de confirmarse podría ocurrir sábado.

Rousseff informó esta semana que pretende invitar al papa, un entusiasta del fútbol, al Mundial que se celebra en Brasil del 12 de junio al 13 de julio.

Rousseff pretende abordar temas de la agenda internacional con el papa argentino, dijo el representante de la cancillería brasileña.

"Existe una intensificación del diálogo con el Vaticano ya que el papa constituye una voz cada vez más activa en la promoción de temas apreciados por Brasil como la inclusión social y la lucha contra la pobreza", dijo Paranho.

Rousseff viaja al Vaticano para participar del consistorio y el nombramiento de nuevos cardenales, entre éstos el actual arzobispo de Rio, el brasileño Orani Tempesta, organizador de la Jornada Mundial de la Juventud que en julio trajo al pontífice a Brasil.

De confirmarse, la reunión con el presidente Napolitano "buscará intensificar el diálogo político entre Brasil e Italia, en un momento de gran dinamismo en las relaciones comerciales bilaterales", explicó el subsecretario de Política de la cancillería brasileña, Carlos Antonio Paranhos.

Inicialmente la cancillería había indicado que preveía esa reunión el viernes. Italia está pendiente de la formación de un nuevo gobierno tras la renuncia del primer ministro Enrico Letta.

El lunes, Rousseff participará de la VII Cumbre Brasil-Unión Europea, en Bruselas, con los presidentes de la UE, Herman Van Rompuy, y de la Comisión Europea, José Manuel Barroso.

En Bruselas, Rousseff también tiene previsto un encuentro con el primer ministro belga, Elio di Rupo, y no descartó un encuentro con el rey Felipe, "si la agenda lo permite", dijo Paranho.