•  |
  •  |
  • END

SAN JOSé /AFP

El presidente costarricense, Oscar Arias, advirtió que Centroamérica depende comercialmente de Estados Unidos, lo que impedirá a la región diversificar sus exportaciones y sus importaciones, informó ayer sábado la prensa local.

“La dependencia de Centroamérica con Estados Unidos es muy grande y esto no nos va a permitir diversificar nuestras exportaciones y nuestras importaciones”, dijo Arias al local diario La Nación, tras finalizar la Cumbre Iberoamericana en El Salvador, la tarde del viernes.

Estados Unidos firmó el TLC con Centroamérica y República Dominicana en 2004 y ya entró a operar en todos los países, excepto en Costa Rica.

Costa Rica es el último país en incorporarse, debido, fundamentalmente, a la fuerte oposición que generó el tratado en amplios sectores políticos y sociales, que incluso presionaron para que el tema fuera decidido en un referendo.

En relación con Costa Rica, Arias dijo que el gobierno persigue “disminuir” esa dependencia comercial con el gigante norteamericano, con el fin, afirmó, de sortear los efectos de la crisis económica y mejorar su economía.

Costa Rica envió en 2007 el 38% de sus exportaciones hacia el mercado estadounidense, a Europa el 15% y a Asia el 21%, según cifras del gobierno.


Diversificar mercados
“La palabra es ‘disminuir’ la dependencia del comercio con Estados Unidos, diversificando mercados”, subrayó Arias, mismo que aludió a la posibilidad de que Centroamérica suscriba un Acuerdo de Asociación con la Unión Europea que incluye un Tratado de Libre Comercio, previsible para el próximo año.

Arias además mencionó al vasto mercado de China, de “eventualmente 1.300 millones” de consumidores.

Costa Rica y China establecieron relaciones diplomáticas en junio de 2007 y desde entonces se ha acelerado el comercio bilateral, que ese año alcanzó 287,4 millones de dólares.