•   Kiev, Ucrania  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La República Autónoma de Crimea, poblada por una mayoría rusohablante e históricamente vinculada a Rusia, ha cobrado protagonismo en las últimas horas con el recrudecimiento de las tensiones en este territorio entre partidarios de Moscú y de Kiev.

Partidarios de ambos bandos se manifestaron ayer cerca del Parlamento en Simferopol, República Autónoma de Crimea, llegando al borde de la confrontación, lo que podría agudizar la crisis que vive Ucrania.

La península de Crimea, situada en la costa norte del mar Negro, es formalmente la única república autónoma de Ucrania.

Con una superficie de unos 26,000 kilómetros cuadrados (como la isla de Haití), es mayoritariamente rusohablante.

Importancia estratégica

Su importancia estratégica radica en que allí, en la ciudad de Sebastopol, está la principal base de la flota rusa en el mar Negro, además de existir una fuerte identidad rusófila.

Su historia está marcada por las numerosas invasiones que ha sufrido a lo largo de los siglos y, más recientemente, por sus estrechos vínculos con Rusia.

Con el nacimiento de la URSS, Crimea se convirtió en república autónoma dentro de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas y antes permaneció bajo control alemán durante gran parte de la II Guerra Mundial, tras ser invadida en 1941. Solo al final de la contienda, fue reconquistada por Moscú.

 

La única autónoma

La península de Crimea, situada en la costa norte del mar Negro, es formalmente la única república autónoma de Ucrania.

 

Interpol busca a Yanukóvich

La Fiscalía General de Ucrania dictó ayer una orden de busca y captura internacional contra el destituido presidente Víktor Yanukóvich, que se encuentra en paradero desconocido desde el sábado 22 de febrero.

“Yanukóvich ha sido declarado en busca y captura internacional”, anunció Oleg Majnitski, fiscal general de las nuevas autoridades ucranianas, en rueda de prensa.

También se ha emitido una orden internacional de detención contra el destituido ministro del Interior, Vitali Zajárchenko, quien supuestamente dio la orden de reprimir las manifestaciones opositoras en Kiev que precedieron a la caída de Yanukóvich.

Majnitski explicó que el Ministerio del Interior y el Servicio de Seguridad de Ucrania han recibido la orden de encontrar a Yanukóvich y a Zajárchenko, y llevarlos ante la Justicia para su procesamiento penal.