elnuevodiario.com.ni
  •   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Trece trabajadores dieron positivo en las pruebas de radiación elaboradas a raíz de la fuga que se produjo hace dos semanas en un contenedor de residuos nucleares situado en el sureste de Nuevo México, en Estados Unidos, informó hoy el Departamento de Energía de este país en un comunicado.

Las autoridades no concretaron las consecuencias para la salud que podrían sufrir estos trabajadores y se limitaron a señalar que se les efectuarán nuevos exámenes, aunque podrían conocerse más detalles en una rueda de prensa programada para hoy jueves.

El suceso se produjo hace dos semanas en la Planta Piloto de Aislamiento de Desechos (WIPP), situada cerca de Carlsbad en el sureste de Nuevo México.

Las autoridades hicieron pruebas a todos los empleados que trabajaban en la planta la noche del 14 de febrero antes de que abandonaran el centro de trabajo.

Tras estudiar los niveles de radiación en los alrededores de la planta, se concluyó que no existía una amenaza para la salud pública.