elnuevodiario.com.ni
  •   Buenos Aires, Argentina  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Gobierno argentino y los sindicatos docentes retomarán el lunes las negociaciones sobre las alzas salariales de 2014, después de que los gremios decidiesen levantar las amenazas de paro pese a no haber alcanzado un acuerdo en la última reunión, informaron hoy fuentes oficiales.

"Nosotros vemos la voluntad de las partes de continuar el diálogo. Los gremios desistieron de la implementación de medidas de acción directa y es una muy buena instancia para profundizar el diálogo", destacó hoy el jefe de Gabinete del Gobierno, Jorge Capitanich, durante su conferencia de prensa diaria.

Capitanich anunció que las conversaciones continuarán el próximo lunes y que es una negociación "compleja" donde "no existen coincidencias" en cuanto a los parámetros de discusión.

"De la intensidad del diálogo, se podrán construir propuestas de carácter superadoras", recalcó el jefe de Gabinete.

Los cinco grandes sindicatos docentes que participaron en la segunda reunión paritaria, que tuvo lugar ayer, accedieron a suspender las medidas de fuerza que amenazaban con retrasar el inminente inicio del curso escolar.

Los gremios, que solicitan aumentos retributivos de en torno al 40 % para mitigar el impacto de la elevada inflación, volverán a la mesa de negociaciones el próximo lunes, cuando esperan que el Ejecutivo mejore su oferta inicial del 22 % de alza sobre el salario base.

El Gobierno había advertido que la reunión de ayer sería "final" después de que varios sindicatos se hubieran anticipado con amenazas de paro a un posible cierre unilateral de las negociaciones por parte del Ejecutivo.

Finalmente, ambas partes resolvieron seguir conversando a partir de la próxima semana.

Las paritarias docentes, que afectan a casi un millón de trabajadores, son de las más conflictivas de Argentina por ser en el calendario unas de las primeras negociaciones colectivas salariales del país y servir como referencia para las demás negociaciones sectoriales que usualmente se celebran a partir de marzo.

En 2013, la falta de acuerdo obligó a posponer el ciclo lectivo, ya que los docentes se declararon en huelga el primer día de clases después de que el Gobierno fijara un alza salarial del 22 %, ocho puntos menos de lo que reclamaban los gremios.