•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los estudiantes que protestan desde hace más dos de semanas contra el Gobierno venezolano exigieron hoy respuestas al presidente venezolano, Nicolás Maduro, sobre la liberación de los detenidos en las marchas y anunciaron una gran movilización para el domingo.

"Maduro diga cuándo es que va a liberar a los presos y diga dónde. Diga cuándo es que va a haber justicia por nuestros muertos. Diga cuál es el pronunciamiento de la fiscal", gritó ante la multitud convocada el dirigente estudiantil de la Universidad Central de Venezuela, UCV, Juan Requesens.

Los estudiantes venezolanos se encuentran desde hace más de dos semanas convocando a protestas en todo el país desde que cuatro universitarios fueron detenidos (ya liberados) en el occidental estado Táchira por los hechos violentos ocurridos en los alrededores de la residencia del gobernador de la entidad, José Vielma.

Además, participaron también en las manifestaciones promovidas por sectores opositores en contra de las políticas gubernamentales y que en diversas ocasiones han derivado en violencia dejando un resultado oficial de 13 muertos, 16 extraoficiales, heridos y detenidos, entre los que se encuentran numerosos estudiantes.

"Esta concentración hoy no es por los muertos de la universidad, no es por los caídos en las protestas de la oposición. Señores, esta protesta es por todos los caídos que ha habido, los de ellos, los de la oposición, los del chavismo, los estudiantes", afirmó Requesens desde una tarima.

El líder estudiantil señaló que los estudiantes están dispuestos a reconciliar Venezuela.

"No es un conflicto con los chavistas. Nosotros le exigimos respuestas al Gobierno nacional de la mala vida de que llevamos los venezolanos", indicó, en referencia los problemas de escasez e inseguridad en los que viven sumergidos los venezolanos.

Convocó nuevamente a los simpatizantes del movimiento estudiantil a una "gran marcha" este domingo en la capital para reclamar soluciones al Gobierno por estos problemas.

"Aquí la gente se quedó. Aquí no hay carnaval para nadie (...) aquí seguimos en la calle comprometidos con la lucha", apuntó sobre la negativa de muchos de festejar el carnaval para continuar apoyando las peticiones de estudiantiles y de una parte de la oposición.