elnuevodiario.com.ni
  •   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La justicia venezolana ordenó el arresto de un segundo dirigente opositor, anunció este jueves su partido, en una nueva jornada de manifestaciones de estudiantes contra el gobierno que terminó con algunos enfrentamientos en diversos puntos de Caracas.

El partido opositor Voluntad Popular afirmó que la juez Ralenis Tovar Guilén ordenó la captura de Carlos Vecchio "por la presunta comisión" de delitos como "incendio intencional, instigación pública, daños y asociación", los mismos cargos por los que fue detenido la semana pasada su líder Leopoldo López.

Las autoridades todavía no han confirmado la información, aunque Voluntad Popular señaló en un comunicado que la Dirección General de Contra Inteligencia Militar (DGCIM) tiene la orden de llevar a cabo el arresto.

A pesar de que este jueves se registraron algunos enfrentamientos entre manifestantes y la policía en dos barrios del este de la capital, el inicio de las fiestas de Carnaval hizo perder impulso a las protestas de las últimas tres semanas, en las que 14 personas han perdido la vida.

Gases y bailes a cada extremo de la capital


Unas doscientas personas bloquearon con barricadas y escombros diversas calles del acomodado barrio Las Mercedes y tiraron piedras a las fuerzas antimotines, que les dispersaron con gases lacrimógenos, después de que entre 2,000 y 3,000 personas se manifestaran pacíficamente.

El alcalde de Baruta, al que pertenece Las Mercedes, Gerardo Blyde, dijo en Twitter que 20 personas fueron atendidas por los servicios sanitarios, "algunas ahogadas" por los gases y "otras con heridas leves que cayeron cuando corrían".

Incidentes similares se registraron cerca de la plaza Altamira, en el cercano municipio Chacao, cuando varios cientos de estudiantes se enfrentaron a fuerzas de seguridad al intentar bloquear la autopista que une la capital de punta a punta.

En el oeste de la capital, miles de chavistas participaron en el homenaje a los muertos durante la revuelta popular conocida como Caracazo de hace 25 años, al que finalmente no acudió el presidente Nicolás Maduro.