•   Miami  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El exilio cubano en Miami, EE.UU., expresó ayer su pesar por la muerte de Huber Matos, el único de los comandantes históricos de la Revolución Cubana exiliado, un hombre que “luchó toda su vida por ver a su patria libre”, y deja un legado de “dignidad”, de “honradez” y defensa de la democracia.

“Es una enorme pérdida para la lucha por la libertad de Cuba”, pero su muerte no hace más que “redoblar los esfuerzos para que sus ideales de libertad se hagan realidad en la isla”, dijo a Efe Ramón Saúl Sánchez, presidente del Movimiento Democracia.

Añadió que “frente a la tiranía que oprime al pueblo de Cuba”, Matos (Yera, 1918) denunció siempre la conculcación de la libertad por parte del régimen y el intento de suprimir a la oposición.