•   Caracas  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La justicia venezolana emitió una orden de captura contra un segundo dirigente del partido opositor Voluntad Popular, luego de que su líder Leopoldo López fuera arrestado hace diez días, acusado de instigar a la violencia en las protestas contra el Gobierno, que han dejado al menos 14 muertos.

La nueva orden de detención fue “emitida por el Tribunal 16° en Funciones de Control, a cargo de la jueza Ralenis Tovar Guillén, contra el coordinador político nacional de Voluntad Popular, Carlos Vecchio”, indicó este jueves el partido en un comunicado.

Según el texto del partido, el tribunal ordenó a la Dirección General de Contra Inteligencia Militar (DGCIM) la captura de Vecchio “por la presunta comisión del delito de determinador en incendio intencional, instigación pública, daños y asociación”, los mismos cargos que imputan a López.

Europa critica

En tanto, el Parlamento Europeo (PE) exigió ayer a través de un comunicado que el Gobierno venezolano deje de perseguir a los opositores.

En su comunicado, los eurodiputados también ponen de manifiesto que varios periodistas han sido golpeados o detenidos o se ha destruido su material profesional.

“La eurocámara lamenta también, la existencia de censura en los medios de comunicación e internet y las restricciones en el acceso a ciertos blogs y redes sociales. Asimismo, condena el acoso a varios periódicos y medios audiovisuales, como las cadenas NTN24 y CNN en español”, dice, y destaca que estas prácticas son contrarias a la Constitución venezolana.

Proponen misión

El texto aprobado pide que se envíe a Venezuela cuanto antes una delegación ad hoc del Parlamento Europeo para evaluar la situación en el país. “Hay que mantener la calma. Las acusaciones infundadas y las órdenes de detención contra dirigentes de la oposición, también deben detenerse”, pidió la institución. La resolución, hecha pública ayer obtuvo 463 votos a favor, frente a 45 en contra y 37 abstenciones.

Las manifestaciones --que en los últimos días bajaron de intensidad-- empezaron el 4 de febrero, cuando estudiantes se manifestaron en la ciudad de San Cristóbal (occidente) en rechazo a la inseguridad tras el intento de violación a una universitaria.

A partir de entonces, las protestas se ampliaron a ciudades como Caracas, Valencia, Mérida y Maracay, y se incluyeron reclamos por la alta inflación (56%) y por la escasez de productos básicos.

Venezuela recordó ayer los 25 años de la revuelta social conocida como “Caracazo”, sumida en la polarización, con marchas del oficialismo y de la oposición en distintos puntos de Caracas, y el gran ausente, fue el presidente Nicolás Maduro.

Maduro no asistió debido a problemas en la garganta (se quedó sin voz).