Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

París / AFP

Investigadores estadounidenses reforzaron el potencial inmunitario de células, lo que ayudó a la mitad de un pequeño grupo de enfermos a combatir tumores cancerígenos, según un estudio publicado en la web de Nature Medicine.

Los investigadores, dirigidos por Malcolm Brenner, del Colegio de Medicina Baylor de Houston, Texas, añadieron un receptor artificial a los linfocitos T (glóbulos blancos), que reforzó su capacidad para combatir una forma de cáncer, el neuroblastoma, que ataca al sistema nervioso.

Los linfocitos T en su forma natural duran poco tiempo y no disponen de moléculas susceptibles de combatir las células cancerígenas de los tumores.

El neuroblastoma representa el 7% de los cánceres infantiles y causa el 15% de las muertes en niños. En dos de cada tres casos no se diagnostica antes de extenderse a otras partes del cuerpo.

Los investigadores seleccionaron primero células inmunitarias estimuladas naturalmente por un virus inofensivo, el virus Epstein-Barr. A continuación modificaron células para hacerlas receptivas a proteínas que se encuentran en las células del neuroblastoma.

“Los linfocitos T saltaron del virus al tumor”, subrayó Brenner. En los test realizados en 11 pacientes afectados por neuroblastomas, de entre 3 y 10 años de edad, las células inmunitarias estimuladas por el virus Epstein-Barr duraron 18 meses. En cinco casos los tumores experimentaron una regresión y un sexto paciente experimentó una completa remisión.