•   Morelia, México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Integrantes de los grupos de autodefensa del estado mexicano de Michoacán irrumpieron ayer en el ayuntamiento de la ciudad de Apatzingán para exigir la renuncia del alcalde, Uriel Chávez Mendoza.

Según medios locales, los centenares de personas que entraron en la sede de la alcaldía acusaron a Chávez de estar presuntamente relacionado con el cártel de Los Caballeros Templarios, que tiene una fuerte presencia en Michoacán.

Apatzingán es la ciudad más importante de la comarca conocida como Tierra Caliente, donde surgieron hace un año grupos de civiles armados para combatir los atropellos de los Templarios, ante la ineficacia de las autoridades de Michoacán.

Militares patrullan

La seguridad de Apatzingán, un municipio de unos 100,000 habitantes, está a cargo de la Policía Federal desde mediados de enero pasado, mientras tropas militares patrullan los alrededores.

Edil salió escoltado

La Policía Federal ingresó al edificio de la alcaldía de Apatzingán para sacar de allí al alcalde en un vehículo blindado y trasladarlo a su vivienda. Fuentes del ayuntamiento dijeron que la sede municipal fue desalojada por sus funcionarios para evitar actos de violencia.