elnuevodiario.com.ni
  •   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Dirección Ejecutiva de Ingresos (DEI) de Honduras, encargada de la administración tributaria y de aduanas, informó hoy la destitución de dos funcionarias del organismo tras la fuga de un agente aduanero detenido el lunes por presuntos actos de corrupción, informó hoy una fuente oficial.

La titular de la DEI, Miriam Guzmán, afirmó la destitución de las directoras de Rentas Aduaneras, Xiomara Gómez, y la de Rentas Internas, Suyapa Irías, en declaraciones a Radio América de Honduras.

Los sucesores de Gómez e Irías son Jesús Oliva y Edwin Adonis, respectivamente, agregó la alta funcionaria, sin dar más detalles.

Guzmán no precisó las razones por las que destituyó a las dos directoras, pero la decisión la tomó horas después de que el Ministerio Público confirmara la fuga de un agente aduanero detenido ayer en el Caribe hondureño.

Se trata de Alexis Salgado, quien trabajaba como agente aduanero en Puerto Cortés, que al igual que las aduanas de Las Manos y Agua Caliente, fronterizas con Nicaragua y Guatemala, respectivamente, fue intervenida ayer por la Fuerza Nacional Antievasión.

Salgado se escapo de una sede policial en la que permanecía bajo custodia de la Policía y es acusado de "los delitos de falsificación de documentos, contrabando y defraudación fiscal", dijo a periodistas el portavoz del Ministerio Público en la norteña ciudad de San Pedro Sula, Elvis Guzmán.

La Fuerza Nacional Antievasión, que coordina la directora de la DEI, detuvo también a Josué Reyes, que también trabajaba en la aduana de Puerto Cortés, aunque no se precisó los delitos de los que se le acusa.

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, ordenó el lunes "la intervención total" de las 17 aduanas del país y advirtió que los funcionarios aduaneros que "estén confabulados con la evasión fiscal" serán separados de sus cargos y sometidos al debido proceso judicial.

El mandatario también instó a los hondureños a "denunciar cualquier irregularidad" en las aduanas del país centroamericano y advirtió que no dará marcha atrás en su decisión.

La intervención fue ordenada por Hernández "debido a los hallazgos en los procedimientos aduaneros como posibles hechos constitutivos de delito de evasión, contrabando y conexos, que están siendo investigados", indicó este lunes el Ejecutivo hondureño en un comunicado.

El fisco hondureño deja de percibir cada año alrededor de 23.000 millones de lempiras (un poco más de 1.100 millones de dólares) por la evasión fiscal, según cálculos de las autoridades.