elnuevodiario.com.ni
  •   Santiago de Chile  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Cámara de Diputados de Chile aprobó hoy una iniciativa que solicita al Gobierno del presidente saliente, Sebastián Piñera, que llame a consultas al embajador chileno en Caracas y condena los actos de violencia en Venezuela, que dejan al menos 19 muertos, informaron fuentes legislativas.

El pronunciamiento de los diputados, que este miércoles será examinado por los senadores, también condena la violencia política, pide respetar los derechos humanos en el país caribeño y llama al Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, y a la oposición a "recuperar el diálogo", tras tres semanas de protestas.

Según medios locales, el embajador de Venezuela en Santiago, Arévalo Méndez, dijo el lunes que Maduro asistirá el próximo 11 de marzo a la investidura como presidenta de Chile de la socialista Michelle Bachelet, quien sucederá al conservador Piñera.

Los legisladores chilenos también expresaron este martes su categórica condena "a todo acto de violencia ocurrido desde el inicio de las protestas en febrero de 2014" y solidarizaron "con las familias de las víctimas fatales, a quienes transmiten su más sentido pésame".

El Parlamento chileno discutió este martes las iniciativas de llamar a consulta al embajador chileno en Venezuela, condenar la violencia política y promover la protección y resguardo de los derechos humanos.

Las tres iniciativas fueron aprobadas por la Cámara de Diputados plasmadas en una declaración, pero no por el Senado, que resolverá tales asuntos este miércoles temprano, según los legisladores.

La primera moción en detalle solicita al presidente Piñera que llame el embajador de Chile en Venezuela y que, además, "en nombre de nuestro país, se sirva hacer uso de la facultad contenida en el artículo 20 de la Declaración de Quebec, solicitando la convocatoria del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA)".

En tal sentido, se solicita que, dependiendo de los resultados de las gestiones que dicha instancia realice, se convoque a un período extraordinario de sesiones de la Asamblea General de la OEA para la adopción de decisiones que se pudieran considerar apropiadas.

También hicieron un llamamiento al Gobierno de Venezuela, a los partidos políticos y a la sociedad civil a producir un diálogo pacífico que ofrezca, dentro del sistema democrático, soluciones a las legítimas demandas del movimiento ciudadano "y que garantice la no violencia en futuras manifestaciones democráticas".

El texto de los legisladores chilenos exhortó, además, a las autoridades venezolanas a que excarcelen a "los líderes de la oposición y los estudiantes apresados por motivos políticos y el cese de la persecución a otros".

En este sentido, recordaron que el principio de separación de poderes es la base fundamental de la República y pilar de un régimen democrático, y que el Poder Judicial no debe ser empleado como medio de persecución política.

Otra iniciativa expresa la condena "a todo acto de violencia ocurrido desde el inicio de las protestas en febrero de 2014 y solidariza con las familias de las víctimas fatales, a quienes transmite su más sentido pésame".

Asimismo, los parlamentarios expresaron "la preocupación del Congreso chileno por los niveles de conflictividad política y social por los que atraviesa Venezuela", condenando los casos de violaciones a los derechos humanos.

Un total de 19 personas han muerto en tres semanas de protestas en Venezuela.