elnuevodiario.com.ni
  •   Bruselas, Bélgica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los jefes de Estado y Gobierno de la Unión Europea, UE, abordarán mañana en una cumbre extraordinaria la situación en Ucrania tras el despliegue de soldados rusos en Crimea y la posibilidad de ofrecer una ayuda de 11,000 millones de euros al nuevo Gobierno de Kiev si se compromete a hacer reformas.

Los líderes abordarán estas cuestiones también el jueves con el primer ministro interino de Ucrania, Arseni Yatseniuk, que será recibido igualmente por el presidente del Parlamento Europeo, PE, Martin Schulz.

La Comisión Europea, CE, presentó hoy una propuesta para conceder a Ucrania al menos 11,000 millones de euros a lo largo de los dos próximos años a cargo del presupuesto comunitario y de las instituciones financieras internacionales basadas en la UE.

"Es un paquete diseñado para asistir a un Gobierno ucraniano comprometido, incluyente y orientado a las reformas", explicó el presidente de la CE, José Manuel Durao Barroso, quien destacó que su desarrollo estará además vinculado a que Kiev alcance un acuerdo para recibir apoyo financiero del Fondo Monetario Internacional, FMI.

Para Barroso, "ésta es la primera vez en mucho tiempo que tenemos en Europa una percepción de una amenaza real para nuestra estabilidad e incluso la paz en este continente".

"La CE, y creo que las otras instituciones, estamos mostrando que es posible reaccionar de manera coordinada", apuntó.

El presidente del Ejecutivo comunitario explicó que el paquete tiene medidas a corto y medio plazo de apoyo comercial, económico, técnico y financiero a Ucrania.

En concreto, ofrece 1,600 millones en préstamos y asistencia macrofinanciera y 1,400 millones en concepto de subvenciones, de los que 600 millones podrán desembolsarse en los próximos dos años.

Además, se añaden otros 3,000 millones del Banco Europeo de Inversiones, BEI, en el periodo 2014-2016 y la propuesta de crear un fondo fiduciario con recursos del presupuesto de la UE y fondos bilaterales de los Estados miembros.

Barroso agregó que también trabajan con el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo, BERD, para liberar otros 5,000 millones de euros y que esperan movilizar otros 3,500 millones de euros del Fondo de Inversión de Vecindad.

Propuso además crear un mecanismo de coordinación de contribuciones internacionales y se ofreció para acoger en Bruselas una conferencia de donantes internacionales.