•  |
  •  |
  • AP

Los cuerpos de 60 inmigrantes africanos llegaron gradualmente a las costas del sur del Yemen desde el viernes hasta el domingo, informó el lunes un grupo internacional de ayuda humanitaria.

Los inmigrantes de dos distintos grupos lograron sobrevivir el duro viaje pero explicaron a la organización Médicos Sin Fronteras cómo algunos de sus compañeros murieron y llegaron flotando hasta las costas del país, dijo la organización.

Después de un viaje en barco de dos días desde la ciudad de Bosasso en Somalia, los contrabandistas que transportaban a los inmigrantes los obligaron a saltar al mar a medida que se acercaban a las costas del Yemen porque vieron luces a lo lejos que les pusieron nerviosos.

"Algunas personas no sabían nadar y se ahogaron", dijo el grupo, que citó las palabras de un inmigrante.

Una mujer embarazada quedó herida de gravedad por la hélice del barco después de ser obligada a saltar por la borda, dijo un comunicado de la organización.

El bote del segundo grupo de inmigrantes volcó, matando a al menos 23 de los pasajeros. Ese segundo grupo estaba formado por somalíes y etíopes, pero no está claro cuando iniciaron el viaje.

Empleados de la organización encontraron los cuerpos desde el 31 de octubre al 2 de noviembre.

Las duras condiciones económicas y la violencia en el cuerno de Africa animan a muchos a inmigrar a Yemen. Unos 32.000 inmigrantes realizaron el duro viaje a Yemen este año y 22.000 de ellos eran somalíes, según datos del gobierno yemení y la agencia de refugiados de la ONU.

"Se ha prestado últimamente mucha atención a resolver el problema de los piratas en el cuerno de Africa", dijo Francis Coteur, el dirigente de Médicos Sin Fronteras en Yemen, a través de un comunicado el lunes. "Desafortunadamente se presta poca atención al drama de los refugiados que cruzan esas mismas aguas en condiciones terribles".