elnuevodiario.com.ni
  •   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, acusó este viernes a su homólogo de Panamá, Ricardo Martinelli, de cobrar 20% de comisiones a empresarios panameños de la Zona Libre de Colón por los pagos que recibían del gobierno venezolano, que rompió relaciones con esa nación centroamericana el miércoles.

Funcionarios venezolanos que viajaron a Panamá para gestionar las deudas que Caracas tiene "me trajeron una denuncia: los empresarios en la Zona Libre de Colón les dijeron que el presidente panameño les estaba cobrando 20% por cada factura que se cancelara", dijo Maduro en un discurso televisado.

Según Maduro, que no precisó cuándo le hicieron esa denuncia, esos dineros eran utilizados por Martinelli para financiar la campaña electoral del oficialismo en Panamá, que celebra elecciones generales el 4 de mayo.

"Yo dije: paren todos los pagos inmediatamente y nuestra relación es directa con los empresarios y no a través del gobierno", dijo Maduro al acusar a Martinelli de "utilizar el poder político para enriquecerse".

El presidente panameño reclamó este viernes a Venezuela el pago de más de 1.000 millones de dólares en deudas y se preguntó si la ruptura de relaciones con Panamá era "una excusa para no pagar".

El miércoles Maduro anunció la ruptura de relaciones diplomáticas y comerciales con Panamá luego de que esta nación solicitó una reunión de cancilleres de la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre las protestas en Venezuela, propuesta rechazada la noche del jueves en Washington.

"Tuvimos una gran victoria con el apoyo de todos los gobiernos de América Latina (...), el gobierno de Panamá se quedó solito solito, derrotado, derrotadito", se congratuló Maduro.

La deuda venezolana tendría que ver con operaciones que han realizado empresarios venezolanos con la zona franca panameña. Según el gerente de la Zona Libre de Colón, Leopoldo Benedetti, la deuda que mantienen los empresarios venezolanos con esta zona franca rondaría los 2.000 millones de dólares.

En Venezuela rige un férreo control cambiario desde 2003 y los empresarios deben tramitar a través del gobierno los pagos en divisas extranjeras; sin embargo se han presentado atrasos de hasta un año y se acumula una deuda que el sector privado estima en unos 13.000 millones de dólares.