•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un equipo de expertos del Buró Federal de Investigación, FBI, de EE.UU. se desplazó ayer a Malasia para estudiar un posible vínculo terrorista en la desaparición del Boeing 777-200 de Malaysia Airlines, ya que hay indicios que apuntan al ‘modus operandi’ de Al Qaeda en el sureste asiático.

Una fuente del FBI indicó al diario Los Ángeles Times que el equipo se ha desplazado debido a que hay tres pasajeros estadounidenses, y se encargará de analizar, en un primer momento, las imágenes del pasaje tomadas en el aeropuerto de Kuala Lumpur.

Pasaportes robados

Al menos dos personas viajaban en el vuelo 370 de Malaysia Airlines con dos pasaportes sustraídos a un italiano y un a austríaco en Tailandia, una coincidencia con similitudes con las tácticas terroristas de Al Qaeda en el sureste asiático durante décadas.

“Por el momento lo que ha sucedido es un misterio”, indicó la fuente del FBI, que recordó que aún no hay evidencias que indiquen que la posible desintegración de la aeronave en pleno vuelo se deba a un acto terrorista.

Un equipo internacional rastrea por mar y aire desde hace 48 horas las aguas del Golfo de Tailandia, frente a la costa vietnamita, y por el momento solo se han hallado restos que podrían pertenecer a una puerta del avión.