•  |
  •  |
  • EFE y AFP

El Gobierno venezolano expresó ayer su rechazo a las declaraciones del vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, quien afirmó en una entrevista que la situación en Venezuela le “recuerda a épocas pasadas, cuando hombres fuertes gobernaban usando la violencia y la opresión”.

El Gobierno venezolano, dijo el vicepresidente Jorge Arreaza, leyendo un texto oficial, “rechaza de manera categórica” lo dicho por Biden “por constituir un irrespeto a la soberanía venezolana, una agresión directa al pueblo que ha sufrido los embates de un sector fascista que avanza en una estrategia de golpe de Estado continuado”.

En una entrevista publicada por el diario chileno El Mercurio, el vicepresidente de Estados Unidos se refirió a la crisis por las protestas contra el Gobierno venezolano, que cumple más de tres semanas y ha cobrado la vida de al menos 21 personas, y acusó a la Administración de Nicolás Maduro de “enfrentar a manifestantes pacíficos con la fuerza y en algunos casos con milicias armadas”.

“La situación en Venezuela me recuerda a épocas pasadas, cuando hombres fuertes gobernaban usando la violencia y la opresión; y los derechos humanos, la hiperinflación, la escasez y la extrema pobreza causaban estragos en los pueblos del hemisferio”, añadió Biden.

“Hoy (domingo) hemos sacado un comunicado oficial de nuestro Gobierno rechazando la agresión del vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, contra Venezuela. (...) ¡No la aceptamos!”, exclamó Maduro en cadena de radio y televisión en el palacio presidencial de Miraflores.

“¿Por qué Joe Biden arremete contra Venezuela al llegar a Chile? Porque sabe que se les apagó el golpe de Estado guarimbero y quiere darles ánimo a los golpistas. Porque sabe que fueron derrotados en la OEA (Organización de Estados Americanos) y quieren vengarse”, sentenció Maduro.

En respuesta, el Gobierno venezolano señaló en su nota oficial que son “grupúsculos violentos” de la oposición financiados por “oficinas” de EE.UU. los que recurren a la violencia, “para atentar contra la tranquilidad del pueblo venezolano y lesionar una sólida democracia”.

“¿Qué haría el presidente de EE.UU., Barack Obama, si una organización política llama públicamente a su derrocamiento y comienza a cometer acciones terroristas que irrespetan los derechos humanos y civiles del pueblo de Estados Unidos?”, se pregunta el texto, y advierte que serían “innumerables” las víctimas si la Policía venezolana actuara como la estadounidense.

También señala a EE.UU. como “principal promotor de la violencia a nivel mundial, experto en invasiones, bloqueos económicos, guerras iniciadas por intereses económicos sobre amenazas ficticias, creador de armas letales de destrucción masiva y responsable de la muerte de millones de civiles alrededor del mundo”.

Llaman a renovar relaciones

El comunicado remata señalando que Venezuela reitera su “clara voluntad de retomar y renovar relaciones con el Gobierno de EE.UU. por medio de un diálogo directo y transparente con base en el respeto mutuo, la no injerencia en asuntos internos y la cooperación necesaria”.