elnuevodiario.com.ni
  •   Varsovia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La dependencia de Alemania del gas ruso amenaza la soberanía de Europa, afirmó el lunes el primer ministro polaco Donald Tusk, que exige mayor firmeza de la Unión Europea (UE) para cerrar filas ante Rusia en la crisis de Ucrania.

"La dependencia de Alemania del gas ruso puede limitar realmente la soberanía de Europa. Estoy convencido" de ello, declaró Tusk ante la prensa dos días antes de una visita a Varsovia de la jefa del gobierno alemán, Angela Merkel.

"Para mí, el tema de Ucrania es un tema sobre el futuro y la seguridad de la Unión Europea", declaró el primer ministro polaco durante una visita a una base militar en el norte del país.

Tusk se declaró favorable a "cierta revisión de la política energética de la UE".

"Discutiré muy abiertamente con la señora Merkel, haciendo valer que las concepciones actuales relativas a la política climática y gasística corren el riesgo de constituir una amenaza para la seguridad y la soberanía de toda Europa", insistió.

"Expresaré de forma inequívoca nuestras opiniones sobre las amenazas políticas vinculadas a la dependencia del gas y el dinero rusos. Obviamente ello no sólo implica a Alemania, pero Alemania es un ejemplo claro de este fenómeno en los últimos años". añadió Tusk.

El primer ministro polaco anunció que tratará con Merkel el asunto de saber "cómo los alemanes podrían rectificar algunas decisiones económicas para evitar una parálisis de Europa en momentos en que debe actuar rápidamente y adoptar una posición clara".

El gigante público ruso Gazprom amenazó el viernes a Ucrania con interrumpir sus exportaciones de gaz debido a una deuda no pagada de 1.890 millones de dólares, como ya fuera el caso en 2009. Esos cortes provocaron entonces fuertes perturbaciones en el suministro de los países europeos.