elnuevodiario.com.ni
  •   Teherán  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un representante de la Agencia Federal Rusa de la Energía Atómica (Rosatom) viaja el martes a Irán para mantener conversaciones sobre un proyecto de construcción de una segunda central nuclear en Bushehr, según la Organización iraní de Energía Atómica.

"Nikolai Spasky, subdirector de Rosatom viaja mañana (martes) a Teherán para hablar sobre la construcción de una nueva central nuclear", declaró el portavoz de la organización iraní, Behruz Kamalvandi, citado por la agencia oficial Irna.

"Hay que ver cómo se desarrollan las conversaciones", agregó.

A mediados de febrero, el embajador iraní en Moscú había anunciado que Irán estaba negociando con Rusia para que le construya un nuevo reactor nuclear a cambio de petróleo, en el marco de un vasto acuerdo comercial.

Mehdi Sanaei confirmó así la existencia de "negociaciones sobre un conjunto completo de cuestiones económicas, desde la banca hasta la energía", que prevé "la entrega de petróleo iraní en Rusia".

El embajador precisó que podría tratarse de "varios cientos de miles de barriles diarios" de petróleo extraído en la República Islámica y que un acuerdo podría ser firmado "de aquí a agosto".

"Irán podría consagrar una parte de los fondos a la construcción por compañías rusas de un segundo reactor de la central de Bushehr", había indicado el diplomático.

La central de Bushehr, construida por Rusia y que entró en funcionamiento en 2011, es actualmente la única instalación nuclear civil de Irán. Las potencias occidentales sospechan que la República Islámica trata de fabricar la bomba atómica.

A fines de noviembre en Ginebra, Irán concluyó con el grupo 5+1 (China, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Rusia y Alemania) un primer acuerdo de seis meses de congelación de determinadas actividades nucleares a cambio de un levantamiento parcial de las sanciones.

Sin embargo, el presidente estadounidense Barack Obama lanzó una advertencia la semana pasada a las empresas que hagan negocios con Irán mientras no se llegue a un acuerdo definitivo.